fútbol liga santander

Un posible punto de inflexión

  • El Madrid y el Atlético se ven las caras en el Bernabéu en un momento comprometido para los blancos

  • La derrota en Sevilla hace que Lopetegui afronte en el punto de mira el derbi

El joven Vinícius juguetea con un balón junto a Bale y Nacho durante un entrenamiento en Valdebebas. El joven Vinícius juguetea con un balón junto a Bale y Nacho durante un entrenamiento en Valdebebas.

El joven Vinícius juguetea con un balón junto a Bale y Nacho durante un entrenamiento en Valdebebas. / RODRIGO JIMÉNEZ / efe

Cargado de alicientes ya de por sí, el derbi entre Real Madrid y Atlético llegará hoy (20:45) repleto de muchas y variadas aristas. La más punzante apunta a la credibilidad como equipo de los blancos tras su estrepitosa derrota del miércoles en Sevilla.

El contundente resultado (3-0) fue el reflejo de un equipo superado por su rival en todas las facetas, con agujeros defensivos imperdonables y una reacción nula al vendaval de los sevillistas, que incluso pudieron abrochar una goleada más abultada.

La imagen que transmitieron los hombres de Julen Lopetegui trajo críticas contra el proyecto con tanta rapidez como llegaron los elogios tras la exhibición protagonizada por los campeones de Europa días atrás ante la Roma. Precisamente a ese partido se agarró el técnico blanco para defender la competitividad de su equipo ante rivales complicados.

"No es verdad que no hayamos ganado ningún partido importante: la Roma no es un equipo menor. Estamos preparados para encarar a cualquier equipo, pero también sabemos que en esta competición, si no estás del todo bien, cualquiera te puede ganar", señaló Lopetegui, en la víspera del encuentro ante el Atlético.

"Jugar cada tres días tiene este tipo de cosas, pero la dinámica del equipo es buena y va a seguir creciendo", continuó el guipuzcoano. Y es que a pesar de todo, con cuatro triunfos, un empate y una sonora derrota, el Madrid es colíder de la Liga igualado con el Barcelona a 13 puntos.

Con dos unidades menos cuenta el Atlético, aunque los colchoneros van de menos a más. Tras protagonizar su peor inicio de curso en la era de Diego Simeone, el cuadro rojiblanco vuelve a tomar protagonismo en el campeonato liguero. Y eso que llegó a estar a siete puntos de la cima de la tabla.

"El equipo ha mejorado y, en consecuencia, nuestras individuales van creciendo", indicó el Cholo, que considera que el derbi "será un partido duro y difícil" para los suyos. "Yo no le doy mayor importancia a la forma en la que llegan los equipos; éstos son partidos de emociones y de gente con mucha personalidad", puntualizó el entrenador argentino.

Dos victorias consecutivas ante Getafe y Huesca aliviaron a un Atlético que recuperó sus señas de identidad y fue escalando puestos en la clasificación. Con el traspiés de su vecino en el Sánchez-Pizjuán, cuenta con la oportunidad de rebasarlo. Siguiendo el credo de Simeone, los rojiblancos renunciaron a tener más posesión a cambio de ganar en seguridad defensiva, el arma que los definió en los éxitos de los últimos años, incluyendo tres victorias y dos empates en sus últimos cinco partidos de Liga en el Bernabéu.

"Será un partido duro y exigente en el que habrá que competir al margen de jugar", dijo con rotundidad Lopetegui, que tras perder a Isco por una apendicitis hoy tampoco contará con Marcelo, uno de los que peor estuvo el miércoles, por una lesión muscular.

El derbi tendrá además cierto aroma a revancha tras el triunfo atlético (2-4) en la última Supercopa de Europa.

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Lucas; Koke, Rodri, Saúl, Lemar; Griezmann y Diego Costa.

Árbitro: Martínez Munuera (valenciano).

Estadio: Santiago Bernabéu (20:45).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios