Roland Garros

El rey y el heredero se citan

  • Nadal y Thiem se verán las caras por cuarta vez esta temporada, este viernes por un puesto en la final del torneo parisino.

Ambos jugadores, durante el Abierto de Roma Ambos jugadores, durante el Abierto de Roma

Ambos jugadores, durante el Abierto de Roma / EFE

Dominic Thiem arrolló a Novak Djokovic, el defensor del título, y se citó en las semifinales de Roland Garros con Rafael Nadal, que accedió a la siguiente ronda tras el abandono por lesión de Pablo Carreño cuando el partido marchaba 6-2 y 2-0 a su favor.

De esta forma, mañana habrá en París un choque de trenes entre el rey de la arcilla y el que todos consideran su heredero. Nadal, el jugador más exitoso en arcilla de la historia del tenis, y Thiem, llamado a marcar una era en la superficie cuando se retire el español, se verán las caras para deleite de los aficionados. “He jugado bien durante todo el torneo, con determinación, con un ritmo muy alto. He hecho las cosas bien desde llegué”, señaló el campeón de 14 Grand Slam. “No me puedo quejar de nada porque estoy haciendo un torneo muy, muy bueno”, aseveró.

Nadal alcanzó en la capital de Francia su décima semifinal en París y la vigésimo quinta de su carrera con un registro nunca visto. Aunque bien es cierto que Carreño se retiró en el segundo set, el de Manacor alcanzó las semifinales habiendo recibido apenas 22 juegos. Su mejor marca hasta el momento eran los 25 de 2008, cuando se llevó el torneo sin perder ni un solo set.

“La única forma de llegar a la final es hacer un gran partido”, dijo Nadal de cara al duelo con Thiem. “Tiene una proyección muy importante y está llamado a ganar este torneo, esperamos que no sea este año”, comentó al ser preguntado por su rival. “Es un jugador que golpea extremadamente fuerte la pelota desde el servicio, la derecha, el revés... Se tira mucho encima de la bola, por lo que hay que hacer que juegue en situaciones incómodas”, destacó el ex número uno del ranking ATP. Los elogios, como casi siempre en el tenis, fueron mutuos. “Es el rival más difícil de la historia de Roland Garros”, indicó Thiem sobre su rival.

Nadal ganó 100 de los 102 partidos que disputó al mejor de cinco sets sobre arcilla, una estadística casi de otro planeta. Además, este año acumula 22 triunfos y una única derrota en polvo de ladrillo. Pero Thiem no se queda a la zaga: lleva las mismas victorias y él es precisamente el único que consiguió tumbar al español este año en las pistas lentas.

Dueño de un juego que se adapta a la perfección a la arcilla, Thiem derrotó a Nadal por 6-4 y 6-3 en los cuartos de final de Roma. Semanas antes, no obstante, había perdido ante él las finales de Barcelona y Madrid. Thiem disputará a sus 23 años la segunda semifinal consecutiva en la arcilla parisina, después de la que perdió hace 12 meses precisamente ante Djokovic. El austriaco nunca había vencido al serbio y en el último cara a cara, hace dos semanas en las semifinales de Roma, perdió por 6-1 y 6-0. Ayer, sin embargo, sólo tuvo problemas en el primer set. Después, Thiem borró de la pista al vigente campeón.

En el resto de partidos de la jornada, Stanislas Wawrinka derrotó a Marin Cilic por 6-3, 6-3 y 6-1. El suizo, número tres del ranking mundial, dominó de principio a fin al croata Cilic en la cancha Suzanne Lenglen, y cerró el encuentro con un ace después de una hora y 40 minutos.

Es la tercera semifinal de Grand Slam consecutiva que disputará Wawrinka, algo que nunca había conseguido hasta la fecha. Su próximo rival será Andy Murray, que se deshizo de Kei Nishikori por 2-6, 6-1, 7-6 (7) y 6-1. El británico, campeón del US Open en 2012 y de Wimbledon en 2013 y 2016, acabó con el japonés en 2:39 horas para acceder por cuarto año consecutivo a las semifinales de París

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios