Baloncesto l Euroliga

La segunda plaza del grupo ya es madridista (80-69)

  • El conjunto blanco sentencia a los turcos del Efes Pilsen en el tercer cuarto gracias a la contundencia de sus contraataques

El Real Madrid se aseguró el mejor billete que podía adquirir para el viaje hacia la segunda fase de la Euroliga, en una confortable segunda plaza del Grupo D, sumido en la complacencia que el Efes Pilsen turco le dispensó en el Palacio Vistalegre para conseguir situarse tras la estela del CSKA Moscú al final de la primera fase continental. La segunda plaza del Grupo D se despejó a un ritmo pausado, sólo roto durante el rato que el Madrid corrió para dejar todo en su sitio. El compás que dictaron los turcos, mucho más incómodo que el juego vivo para el Madrid, amigo de las transiciones rápidas y del acelerador, marcó la tarde. No obstante, el Madrid resolvió en velocidad. En una racha express en pleno tercer cuarto. Al volver del intermedio, el conjunto blanco dinamizó la frecuencia del juego y, con doce puntos en acciones de contraataque, rubricó la segunda plaza del grupo D y alejó peligros innecesarios como los aún recientes coletazos del apagón ante el Armani Jeans Milano de hace una semana en Italia. El Efes ni se inmutó. Mantuvo la cadencia. Nunca varió el diapasón y, para levantar 17 puntos de desventaja en un cuarto, y más si es el último, hay que mover las piernas. Le resbaló. Asistió con la tranquilidad de un asceta a la culminación de la obra blanca, rematada con total placidez por sus autores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios