Economía

Alemania y Francia se unen para forzar a la banca a pagar futuras crisis de su bolsillo

  • Ambos gobiernos proponen que los bancos aporten hasta 1.200 millones de euros anuales

Alemania y Francia propondrán a la Unión Europea la creación de una serie de instrumentos legales para obligar a la banca a financiar futuras crisis de su bolsillo, una iniciativa que el Gobierno alemán aprobó ayer como anteproyecto de ley para aplicar en su país este año.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y su colega francesa, Christine Lagarde, presentaron ayer en Berlín las líneas generales de este proyecto, que persigue posibilitar a tiempo la reestructuración y hasta el desmantelamiento de un banco para evitar el contagio a todo el sistema.

La clave es crear una tasa especial anual que se aplicará a todos los bancos y que se ingresará en un fondo destinado a financiar, llegado el momento, las medidas anticrisis que sean necesarias, inclusive el desmembramiento completo del instituto en cuestión. La iniciativa alemana, que antes del verano se convertirá, según el ministro, en proyecto de ley, contempla crear un fondo en el que todos los bancos deberán ingresar una cuantía.

El volumen de la tasa dependerá del riesgo que el banco en cuestión comporte para el conjunto del sistema financiero: cuanto mayor el riesgo, mayor será también la aportación. En el fondo, los bancos alemanes ingresarán todos los años hasta 1.200 millones de euros, de los que la mayor parte -unos 700 millones- provendrá de las grandes entidades, mientras que los de menor tamaño y las cajas de ahorro correrán con el resto.

La idea es evitar que, como ha sucedido con motivo de la actual crisis financiera y económica mundial, sea exclusivamente el Estado el que se vea obligado a salir al rescate de los institutos bancarios amenazados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios