Economía

Alemania esquiva la recesión al crecer un 0,1% en el tercer trimestre

El ministro alemán de Economía, Peter Altmaier. El ministro alemán de Economía, Peter Altmaier.

El ministro alemán de Economía, Peter Altmaier. / HAYOUNG JEON / EFE

El PIB de Alemania, la mayor economía de la zona euro, registró un crecimiento del 0,1% en el tercer trimestre, lo que permite a la locomotora europea esquivar la recesión, después de que en el segundo trimestre registrase una contracción del 0,2%, una décima más de lo estimado inicialmente, según la primera estimación publicada por la Oficina Federal de Estadística, Destatis.

"No hay recesión técnica, pero las cifras de crecimiento son aún demasiado débiles", reconoció el ministro alemán de Economía, Peter Altmaier, en declaraciones a una cadena pública germana.

Entre los meses de julio y septiembre las exportaciones alemanas experimentaron un aumento, mientras que las importaciones se mantuvieron prácticamente al mismo nivel de los tres meses anteriores.

En comparación con el mismo trimestre de 2018, el PIB de Alemania se expandió a un ritmo interanual del 1% en datos ajustados por precios y del 0,5% en el caso de datos ajustados por calendario y precios.

La oficina estadística germana ha revisado también al alza el dato de crecimiento de Alemania en los tres primeros meses de 2018, cuando la expansión del PIB fue del 0,5%, frente al 0,4% inicialmente calculado.

Destatis destacó que esta evolución de la economía alemana en el tercer trimestre tuvo lugar con 45,4 millones de ocupados, lo que representa un incremento de 356.000 trabajadores o del 0,8% respecto al tercer trimestre del pasado año.

Crecimiento de la Eurozona

Por otro lado, ayer se conoció que el Producto Interior Bruto (PIB) aumentó un 0,2% en la Eurozona y un 0,3% en el conjunto de la Unión Europea (UE) en el tercer trimestre, con lo que el crecimiento de la economía europea mantiene el ritmo con respecto al trimestre previo pese a la desaceleración, según datos de Eurostat.

Entre abril y junio el PIB había crecido un 0,2% tanto en el área de la moneda única como en el conjunto de los Veintiocho.

En comparación con el tercer trimestre de 2018, la economía de la Eurozona creció un 1,2%, la misma cota que entre abril y junio, y la del conjunto de la UE un 1,3%, una décima menos, según las cifras revisadas difundidas por la oficina de estadística comunitaria.

Pese al contexto de ralentización en la Eurozona, derivada de las tensiones comerciales y la debilidad del sector manufacturero, el avance del PIB ha mantenido el tono en el tercer trimestre en todas sus grandes potencias.

En cuanto al resto, el crecimiento trimestral fue del 0,4% en España, del 0,3% en Francia, del 0,1% en Italia y del 0,4% en Holanda, en todos los casos la misma cota registrada en el segundo trimestre.

En todo caso, la economía de la Eurozona y la UE crecieron por debajo de la de EEUU, cuyo PIB avanzó un 0,5% frente al trimestre anterior.

La creación de empleo entre julio y septiembre se resintió en comparación con el segundo trimestre del año: la ocupación aumentó un 0,1% tanto en la Eurozona como en la UE, por debajo del 0,2% y 0,3% que marcó el trimestre previo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios