Málaga

Andalucía lidera el crecimiento de empresas en España y recupera el medio millón de firmas

  • Málaga y Sevilla concentran la mitad de las compañías de la comunidad autónoma

  • La baja densidad empresarial sigue siendo un hándicap, aunque aumentan las ventas y los beneficios

Directivos de Unicaja Banco y de Analistas Económicos de Andalucía presentan el informe Directivos de Unicaja Banco y de Analistas Económicos de Andalucía presentan el informe

Directivos de Unicaja Banco y de Analistas Económicos de Andalucía presentan el informe

Andalucía ha sido la comunidad autónoma que más ha incrementado su número de empresas entre los años 2014 y 2017 en España, lo que le ha permitido volver a superar la mítica barrera del medio millón de compañías, algo que no se conseguía desde 2009. Esta es una de las principales conclusiones del Análisis Económico-Financiero de la empresa andaluza 2018 realizado por Unicaja Banco y Analistas Económicos de Andalucía que ha sido presentado esta mañana en Málaga.

Este exhaustivo informe subraya que en Andalucía se han creado 32.815 empresas entre 2014 y 2017, el 20% del total español y un volumen ligeramente superior al de Cataluña (32.416) y Madrid (31.647). De esta forma, la comunidad andaluza cerró el año 2017 con 501.745 compañías. Solo se ha superado esa cantidad en 2007, 2008 y 2009, alcanzando el récord en 2008 con 522.815 firmas. 

"El crecimiento de empresas en Andalucía ha sido mayor porque la actividad económica ha mostrado una trayectoria muy dinámica en los últimos años. Los empresarios han recuperado la confianza y eso se ha trasladado a la creación de empresas y al empleo", ha explicado José Antonio Muñoz, técnico de Analistas, quien ha añadido que "se han recuperado con más intensidad sectores en los que Andalucía tiene más peso como el turismo, el comercio e incluso la construcción que muestra una tendencia ligeramente al alza".

Málaga lidera el número de empresas en Andalucía con 119.512 y le sigue Sevilla de cerca con 115.932. Ambas provincias acaparan el 47% de las compañías registradas en esta comunidad autónoma. La tercera es Cádiz con 60.169 firmas.

Hay muchas empresas, pero la densidad es la más baja de España. En Andalucía había 59,9 compañías por cada 1.000 habitantes en 2017 mientras que la media nacional está en 70,5 empresas por cada 1.000 habitantes. José Manuel Domínguez, director general de la Secretaría Técnica General de Unicaja Banco, ha afirmado que "no hay que sacralizar la cifra de empresarios sin más porque, por ejemplo, España tiene el mismo número de empresas que Alemania y nuestro PIB es inferior". Este experto ha subrayado que la clave, por tanto, no es tanto el número de empresas existentes como "su tamaño y lo que puedan aportar al contexto económico". "Las provincias andaluzas son las que tienen un mayor dinamismo en aumento de empresas, pero lo importante es ver qué aportan a la economía. Hace falta que tengan actitud, actividad y la aspiración a innovar o a entrar en mercados internacionales", ha remarcado.

En esa línea, Muñoz ha explicado que "el hecho de que la densidad empresarial sea menor no tiene por qué ser un problema, sino que el problema fundamental radica en que el porcentaje de empresas con más de 50 o 100 empleados en Andalucía es bastante inferior al de otras regiones". Este experto ve necesario que las Administraciones pongan en marcha incentivos que animen a las empresas a crecer, por vía propia o mediante fusiones. 

Un momento del acto de esta mañana Un momento del acto de esta mañana

Un momento del acto de esta mañana

El estudio hace hincapié en que más de la mitad de las empresas andaluzas (272.102) ni siquiera tienen asalariados (son en su mayoría autónomos) y 210.522 tenían entre uno y nueve trabajadores en 2017. Dicho de otra forma, el 96% de las empresas andaluzas tienen menos de 10 trabajadores. En la región apenas hay 1.188 compañías con más de 100 empleados y así es más difícil competir en contextos internacionales. No obstante, ese reducido tamaño hace también que se agarren al territorio contra viento y marea. "Un 70% de las empresas tienen una antigüedad de más de 10 años, es algo muy meritorio y un signo de la resistencia de las empresas en una época adversa", ha dicho Domínguez.

Son pequeñas pero están haciendo los deberes, al menos desde el punto de vista financiero. Las ventas de las empresas andaluzas aumentaron un 5,8% en 2016 y un 11% en 2017, tirando del carro el comercio con un alza media del 8,1% y con las firmas de Jaén, Málaga y Almería como principales protagonistas. Las cuentas de resultados también presentan números negros. El estudio refleja que en 2016 obtuvieron beneficios el 68,2% de las microempresas andaluzas, el 79,9% de las pequeñas, el 80,2% de las medianas y el 75,3% de las grandes. 

De cara a 2018, Muñoz ha estimado que las perspectivas en creación de empresas y comportamiento financiero "serán positivas, aunque es previsible que haya una moderación del crecimiento". José Manuel Domínguez, por su parte, ha detallado que "Andalucía tiene muchos retos y uno de ellos es avanzar en la convergencia real con respecto a España y la Unión Europea". En este sentido, el director de la Secretaría General Técnica de Unicaja Banco ha explicado que el PIB per cápita depende del empleo, el esfuerzo laboral y la productividad y que hay que mejorar en alguno de esos aspectos para poder elevar la renta. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios