Economía

BBVA y Santander reducen su beneficio neto un 18% y un 2%

  • El caso Madoff desluce los resultados de ambos bancos, que presumen de robustez

Comentarios 1

La guerra psicológica también incumbe a las finanzas. Santander y BBVA, los dos gigantes de la banca nacional, difundieron ayer sus resultados de 2008 con desigual exhaustividad. Si la entidad que preside Emilio Botín optó por un avance con aires de tranquilidad ante la crisis, Francisco González ofreció la radiografía completa, aparentemente poco halagüeña: el BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.020 millones, un 18,1% menos que en 2007, y sufrió un repunte de algo más de un punto en la tasa de morosidad (del 0,89% al 2,12%).

Matices contra el alarmismo de analistas, clientes y accionistas: el beneficio recurrente, que excluye los ingresos extraordinarios, creció un tímido 0,2% (5.414 millones). Y es justo este apartado el que desajustó el balance mediante tres operaciones. La venta del 5% de la brasileña Bradesco (509 millones), las provisiones por prejubilaciones extraordinarias (-602 millones) y la dotación extraordinaria por el desaguisado Madoff (-302 millones). En total, 395 millones menos de beneficio. Para despedirse con buena cara, González dejó caer otro dato. De cada 100 peticiones de crédito, su banco concede 72, apenas cinco menos que un año atrás.

A Botín parece gustarle más enseñar la mano y esconder el brazo. A la espera de la presentación oficial , prevista para el 5 de febrero, administró cifras con cuentagotas. El beneficio neto del Santander cae un 2% (influyen los 500 millones apartados por el caso Madoff), pero el recurrente crece un 9%. Sin noticias de la tasa de morosidad. En el dividendo, por cierto, empate técnico: 0,61 euros por acción ofrece el BBVA y 0,65 el Santander.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios