Economía

Beneficio de 1.164 millones de enero a marzo para BBVA, un 9,8% menos

  • Los saneaminetos en Estados Unidos y Turquía y el deterioro económico en sus distintas geografías lastran los resultados

Interior de una oficina de BBVA en España. Interior de una oficina de BBVA en España.

Interior de una oficina de BBVA en España. / M. G.

BBVA obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.164 millones de euros durante el primer trimestre de 2019, lo que supone un descenso del 9,8% respecto al año anterior, debido principalmente a unos mayores saneamientos en Estados Unidos y Turquía, así como por las provisiones por el deterioro del entorno macroeconómico en la mayor parte de las geografías.

Sin tener en cuenta la evolución de las divisas, el descenso de las ganancias registradas entre los meses de enero y marzo del año en curso fue de un 8,1%.

BBVA excluye de la comparativa, en las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los resultados de BBVA Chile del primer trimestre del año 2018, debido a que realizó esta desinversión el pasado mes de julio. De este modo, el resultado atribuido fue un 7,7% inferior y un 6% a tipo de cambio constante.

De este modo, tomando como referencia el perímetro homogéneo, el margen de intereses se elevó un 5,8% respecto al primer trimestre de 2018, hasta alcanzar los 4.420 millones de euros, mientras que las comisiones se mantuvieron prácticamente planas (-0,6%), en 1.214 millones de euros. Ambas líneas juntas, considerados los ingresos recurrentes del negocio bancario, crecieron un 8% interanual, excluyendo la variación de divisas.

El margen bruto se elevó un 3,3% por encima de la cifra del mismo periodo de un año antes, hasta alcanzar los 6.069 millones de euros. Los gastos de explotación se elevaron un 0,7%, un crecimiento que el banco explica que se sitúa “muy por debajo” de los ingresos recurrentes y de la inflación media del grupo. “Un trimestre más refleja la disciplina de costes en todas geografías”, añade.

El margen neto se impulsó un 10,2%, hasta 3.147 millones de euros, como resultado de la “positiva” evolución de la parte alta de la cuenta de resultados y al foco constante en la reducción de costes.

Por áreas geográficas, México continúa siendo el mercado que más aporta a los resultados atribuidos del grupo. La región obtuvo un beneficio neto de 627 millones de euros en el primer trimestre de 2019, un 4,7% más en euros constantes y un 10,6% más en corrientes.

La segunda región que más aporta es España, que registró unas ganancias atribuidas de 345 millones de euros, un 14,7% menos que un año antes. Le sigue América del Sur, donde el resultado se elevó un 86,5% excluyendo la variación de divisas, o bien un 50,9% más si se incluye la comparativa. Justo por detrás se sitúa Turquía, donde el beneficio neto se situó en 142 millones de euros, un 7,7% menos que en el mismo periodo de un año antes (-29,2% a tipos de cambio corrientes), principalmente por la “importante” reducción de los saneamientos y las provisiones.

Estados Unidos, de su lado, ganó 127 millones de euros, un 39,8% menos que en el primer trimestre de 2018 (-34,8% considerando el efecto de las divisas), por unos mayores saneamientos de “algunas” carteras y el impacto macroeconómico negativo derivado de la normativa NIIF 9.

BBVA también destaca que el mercado estadounidense se vio favorecido en los tres primeros meses del año pasado por las liberaciones de provisiones y el impacto macroeconómico positivo de la misma normativa.

Por otro lado, el consejo de administración de BBVA ha nombrado a José Miguel Andrés Torrecillas vicepresidente del mismo, razón por la que deja de ser consejero coordinador, tarea que asume ahora Juan Pi Llorens.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios