Economía

China amenaza con restringir las importaciones de vino europeo

  • Investiga un posible 'dumping' en respuesta al alza en la UE del arancel de sus paneles solares

El Gobierno chino contraatacó ayer la decisión de la Comisión Europea de imponer un arancel a los paneles solares chinos y anunció una investigación antisubsidios a las importaciones de vino desde la Unión Europea, algo que aumenta las tensiones entre dos de los mayores aliados comerciales del mundo.

En un comunicado, el Ministerio de Comercio chino tomó esta decisión después de recibir una solicitud del sector vinícola nacional, que acusa a los caldos importados de Europa de "entrar en el mercado chino mediante el uso de tácticas comerciales desleales tales como el dumping o los subsidios". El organismo chino, que anunció la investigación un día después de la decisión de la Comisión Europea, evitó relacionar ambos casos -publicó dos comunicados por separado- y justificó que actuaba en respuesta a las demandas de la industria nacional. Hay que recordar que la Comisión Europea ha propuesto un arancel del 11,8% a los paneles solares chinos, que se elevará al 47,6% en dos meses si no hay avances en las negociaciones comerciales con el país asiático.

China, por su lado, importó el año pasado 430 millones de litros de vino, casi un 70% de los cuales procedían de la UE, según datos de la Administración General de Aduanas del país asiático. En el primer trimestre de 2013, España vendió a China 7,9 millones de litros de vino por valor de 20,1 millones de euros, un 53% más que el mismo periodo que el año anterior, según datos suministrados por el ICEX.

Estas cifras colocan a España como tercer mayor exportador de vino a China por volumen -por detrás de Francia y Australia, con 34 y 9,5 millones de litros respectivamente- y el cuarto por ingresos, también después de Francia (140 millones de euros), Australia (43 millones) y Chile (21,9 millones).

La Comisión Europea rechazó que las exportaciones de vino europeo al mercado chino vulneren las reglas comerciales internacionales, mientras que, a nivel nacional, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también subrayó que España cumple con la legislación. El sector del vino se mostró preocupado. "China es uno de los mercados de mayor crecimiento y donde mayor esfuerzo de posicionamiento estamos haciendo; cualquier problema comercial rompe la estrategia", advirtió Pau Roca, secretario general de la Federación Española del Vino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios