Economía

Ebro inicia la venta de sus acciones en Deoleo tras descartar la fusión

  • La compañía reduce su participación al 6,9% del capital justo después de que Antonio Hernández Callejas deje su consejo

Ebro Foods se replantea su estrategia en el sector del aceite. La firma ha iniciado la venta de su participación del 8,27% en Deoleo tras descartar la fusión de ambas empresas agroalimentarias españolas. La compañía presidida por Antonio Hernández Callejas inició su salida de la principal compañía aceitera del mundo con la colocación del 1,28% del accionariado de Deoleo, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) consultados por Europa Press.

El valor del paquete de Ebro Foods en el capital de Deoleo ascendía a casi 46,8 millones de euros a precios de mercado, con lo que la firma ingresó en torno algo más de 11 millones de euros. Los títulos de Deoleo cerraron ayer en 0,48 euros, un 3% menos.

La firma dedicada al arroz, pasta y salsas cuenta en la actualidad con el 6,991% del capital, que corresponde con 80,7 millones de títulos valorados en unos 35 millones de euros. La desinversión se produjo después de que el pasado viernes Antonio Hernández Callejas, presidente de Ebro Foods, y José Barreiro comunicaran a la compañía dedicada al aceite de oliva su dimisión como miembros de su consejo de administración por "motivos profesionales", una vez descartada la integración de Deoleo en Ebro.

Deoleo cerró el ejercicio 2013 con unas ventas provisionales de 809 millones de euros tras reducir la deuda financiera neta a 31 de diciembre a 472 millones de euros.

Ebro Foods entró en el capital de Deoleo como parte del acuerdo de adquisición del negocio arrocero de la antigua SOS, sumida en una profunda crisis tras la convulsa gestión de los hermanos Salazar. Tras la venta de su división de arroz por 195 millones de euros, SOS se reconvirtió en Deoleo y se centró en el sector del aceite de oliva, donde es el primer comercializador del mundo.

Además, Ebro Foods invirtió unos 50 millones de euros para hacerse con el 9,33% de los títulos de la compañía, lo que le permitió entrar en su consejo de administración. En junio de 2011, Antonio Hernández Callejas anunció que se planteaba una fusión con Deoleo si la nueva dirección desarrollaba "un tipo de negocio que sea integrable en lo que para Ebro podría ser, tal vez, una especie de pata de aceites y salsas".

El paso atrás de Ebro Foods abre el abanico de potenciales interesados en las acciones en manos de las antiguas cajas, que ya han anunciado su intención de vender la mayor parte de su cartera industrial. BFA, la matriz de Bankia, cuenta con el 36% de las acciones, Caixabank es propietaria del 10% del capital, mientras que Kutxabank y BMN tienen otro 4,8% cada una.

En el accionariado de Ebro también se encuentra Hojiblanca, con un 9,9%, aunque las posibilidades para asumir en solitario una operación de este calibre son más limitadas. Otros posibles candidatos de carácter industrial industriales ya serían de capital extranjero, como Sovena, con la que Deoleo tiene acuerdos de colaboración en el sector del girasol, Cargill o Bunge, que ya sonó hace unos años para entrar en el capital de SOS.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios