MIGUEL SÁNCHEZ HERNáNDEz. PTE. DE MS HOTELES

"No puede ser que el Gobierno destine menos dinero al turismo que la Junta"

  • El hotelero destaca la "ocupación excelente" en el puente y los crecimientos de octubre y noviembre, aunque advierte que la estacionalidad "no está resuelta". Reclama bajar el IVA.

-¿Cómo se ha desarrollado el puente para el turismo?

-Muy bien, la verdad. En Andalucía las capitales están con una ocupación excelente. El turismo interior, lo mismo. En la costa los hoteles abiertos están con una ocupación altísima. Siendo un puente próximo a Navidad nunca ha solido tener una gran presencia en el mercado nacional, pero quizá por clima o porque las cosas están cambiando el ambiente es fenomenal. En la Costa del Sol la ocupación también ha sido muy alta, con un gran ambiente.

-Ya es plena temporada baja. ¿Cómo han ido los meses de octubre y noviembre?

-Como todo el año, se ha producido un crecimiento en la Costa del Sol. Octubre ha sido un mes estupendo y noviembre, hasta el 22 o el 23, ha sido muy bueno.

-¿Se puede hablar de año histórico para el sector?

-No es histórico. En facturación todavía no llegamos a 2007 o 2008, y eso hay que contarlo también. No es un año récord, pero sí un año en el que se confirma el aumento de viajeros y la recuperación de cuota de mercado en nuestro caso. Desde abril viene siendo así. Veníamos de cuotas bajas y que terminemos cuatro o cinco puntos por encima es ya muy positivo. Pero no podemos hablar de año histórico aún.

-¿Nota que existe esa recuperación económica?

-No cabe duda de que las vacaciones son un producto que forma parte de la vida cotidiana. Sin ser primera necesidad nadie se las pierde. La gente ha salido siempre pero quizá estos años con menos días. Ahora han crecido las estancias un 7% y eso para mí es muy importante. Y con los mismos viajeros. Eso es señal de que se recupera el consumo, de que hay más confianza en uno mismo y en el futuro, y eso se refleja en un puente como en el que estamos, porque otros años ha sido mucho menos movido.

-Hay cifras positivas en temporada baja. ¿Se empieza a acabar con la estacionalidad?

-No está resuelta. Hay un plan andaluz para luchar contra la estacionalidad, para mí extraordinario, que hay que desarrollarlo. En febrero empezaremos a hablar del siguiente, pero entre el cambio de gobierno y el verano poco se ha podido hacer del plan. Es un plan muy estudiado, que recoge perfectamente las acciones a desarrollar. Confío muchísimo en la Consejería de Turismo de ahora y la relación que hay para tratar los diferentes temas pendientes con sindicatos y empresarios en la Mesa del Turismo. Lo que hablamos de octubre y noviembre está muy bien, las cifras están ahí, pero la estacionalidad no está resuelta. Ni mucho menos.

-El 11 de este mes se reúne la Mesa del Turismo. ¿Qué temas cree urgentes a tratar?

-Hay dos temas en la mesa: uno legislativo y otro promocional. En el legislativo tenemos el decreto de las viviendas turísticas. Es urgente que se apruebe, por lo menos que sepamos cómo actuar a nivel de inspección.... Ahora no lo tenemos. Es difícil sancionar y vigilar, pero nos está haciendo un daño tremendo, pero tremendo. No es que se vaya a parar con el decreto pero al menos que juguemos todos con las mismas cartas. En promoción, necesitamos hacer unas campañas de publicidad de la marca andaluza más fuertes. Es muy necesario, porque somos una marca mundialmente conocida, con un producto e infraestructuras extraordinarias. Sol, playa, gastronomía, deportes, nieve, interior... Tenemos de todo, pero hay que darlo a conocer y no sólo nombrar a Andalucía, sino dar a conocer toda nuestra riqueza y todos juntos, no Málaga por un lado, Sevilla por otro... Hay un turismo al que le encanta visitar pueblos y ciudades y tenemos una red de carreteras estupendas y comunicaciones magníficas con el AVE. Hay que aprovechar y vender esos productos y esta riqueza que tenemos. Hay muchos clientes que no quieren estar siete días en el mismo sitio y hay que trasladarle nuestras posibilidades.

-En la reciente feria World Travel de Londres, los operadores pidieron no subir los precios. Al mismo tiempo, los hoteleros dicen que hay que recuperar la rentabilidad.

-La calidad es innegociable. Nuestro producto hay que venderlo así y no podemos venderlo barato. Tenemos unos costos y una mano de obra, por eso hay que marcar unos precios. Vender barato no puede ser. La vida sube y el IPC turístico también sube. Hasta el año pasado no hemos subido los precios. Hemos estado seis años con los mismos precios y en esos seis años el IPC turístico nos ha subido un 17% . La petición de los operadores siempre es la misma, y yo los entiendo porque es su trabajo, pero si queremos mantener y modernizar la oferta y los servicios tenemos que comprar los precios que cobramos para hacer las empresas rentables. Todo dentro de un orden, lógicamente, pero los precios suben.

-Como hotelero y representante empresarial, ¿qué pide al nuevo Gobierno que será elegido el 20 de diciembre?

-Lo primero es que el IVA turístico volviera a como estaba (pasó del 8% al 10%). Nos tienen que ayudar con los impuestos. Clientes hay en invierno pero no podemos cobrar los precios que cobramos en esas fechas con esos tributos. Todo el mundo utiliza el turismo en sus debates, pero no es posible que el Gobierno destine menos dinero que la Junta al turismo. Eso no puede ser. La Marca España es primordial. Y se debe facilitar la financiación, porque fondos hay.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios