Economía

Merkel dice que el plan alemán es la primera piedra del nuevo orden de los mercados

  • Berlín aprueba una partida de hasta 500.000 millones de euros, el mayor programa de ayuda desde el fin de la II Guerra Mundial.

Comentarios 2

La canciller alemana, Angela Merkel, calificó el plan de rescate promovido por su Gobierno para la banca como la "primera piedra" de un nuevo orden en los mercados financieros, cuya finalidad, afirmó, es "proteger al ciudadano, no los intereses de los banqueros".

El objetivo del programa es "estabilizar el sistema financiero", para lo que a esa primera piedra deberá seguir una segunda a nivel internacional, dijo Merkel, consistente en mejorar los controles sobre el mercado, incrementando el papel del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la supervisión de la banca.

El gobierno de Berlín aprobó un paquete de rescate de la banca nacional que tendrá un volumen total de hasta 500.000 millones de euros, el mayor programa de ayuda desde el fin de la II Guerra Mundial.

De ese total, 400.000 millones de euros serán garantías públicas a los créditos interbancarios, mientras que otros 80.000 millones de euros serán ayudas directas a la banca y 20.000 millones mas no precisados.

Siguiendo el plan acordado por los líderes del euro-grupo en París las garantías estatales alemanas tendrán un plazo límite hasta el 31 de diciembre de 2009. A cambio de las ayudas, los bancos deberán comprometerse a una gestión empresarial "sólida" y "prudente".

La nueva ley, que será sometida a lo largo de la semana a su aprobación por ambas cámaras parlamentarias en un procedimiento de urgencia, permitirá al ministro de Finanzas, Peer Steinbrück, fijar condiciones respecto a la remuneración de los directivos y personal de la banca privada.

Merkel ha reconocido que la operación de rescate comportará un mayor endeudamiento, lo que obliga a apartarse del objetivo de alcanzar un presupuesto equilibrado en 2011.

Según indicó el secretario general de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, Ronald Pofalla, el plan del gobierno prevé que los estados federados asuman alrededor de la tercera parte de los compromisos totales.

La bolsa de Fráncfort acogió las medidas con euforia y a la hora de abrirse el parqué el índice DAX había subido ya un 6,5 por ciento, tendencia que se mantuvo en las horas posteriores a la apertura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios