Consejo de Ministros

Nueva regulación a la pesca de atún rojo en el Atlántico Oriental y el Mediterráneo

  • Flexibiliza las temporadas de captura y elimina las actuales restricciones a los buques artesanales.

Ronqueo de atún rojo en Isla Cristina. Ronqueo de atún rojo en Isla Cristina.

Ronqueo de atún rojo en Isla Cristina. / Josué Correa Araujo

El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto que regula la pesquería de atún rojo en el Atlántico Oriental y el Mediterráneo. Entre las mejoras de este nuevo marco regulatorio destacan la flexibilización de las temporadas de captura y la eliminación de las restricciones a la inclusión de buques artesanales en los planes anuales de pesca.

El Ministerio detalló que esta norma incorpora las disposiciones del plan de gestión de la pesquería, aprobadas en Dubrovnik en 2018, por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Icaat). Este plan "mantiene un elevado nivel de exigencia" en gestión y control, lo que "garantizará la sostenibilidad del recurso", después de que Iccat diese por concluido el plan de recuperación, iniciado en 2006, para adoptar un plan de gestión cinco años antes de su objetivo previsto.

De este modo, se "mejora" el acceso al recurso a las flotas que, durante estos años, se han visto afectadas o excluidas en la pesquería, especialmente los buques artesanales del Mediterráneo y Canarias. En la reunión anual de Iccat se refrendó el Total Admisible de Capturas fijado para 2018-2020, que suponía 28.200 toneladas para 2018; 32.240 toneladas para 2019 y 36.000 toneladas para 2020; y que para España implica llegar a más de 6.000 toneladas.

En base a los criterios históricos, empleo y dependencia de la pesquería se asigna el 87,15% de las posibilidades de pesca de España a las almadrabas y los buques de cebo vivo del Cantábrico, palangre de superficie del Mediterráneo, línea de mano del Estrecho y cerco en el Mediterráneo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios