Economía

Popular pierde 137 millones hasta marzo al provisionar 496 al negocio inmobiliario

  • La entidad reduce en casi 570 millones sus activos improductivos en el primer trimestre

  • La actividad comercial aporta 180 millones

El consejero delegado del Banco Popular, Ignacio Sánchez-Asiaín, ayer. El consejero delegado del Banco Popular, Ignacio Sánchez-Asiaín, ayer.

El consejero delegado del Banco Popular, Ignacio Sánchez-Asiaín, ayer. / Fernando Alvarado / Efe

El Banco Popular registró unas pérdidas de 137 millones de euros en el primer trimestre de 2017 después de dotar 496 millones a provisiones por el negocio inmobiliario, en contraste con el beneficio neto de 93,7 millones correspondiente al mismo periodo de 2016, informó ayer a la CNMV.

Según estas cuentas, el banco ganó 180 millones con su actividad comercial minorista, especializada en pymes, mientras que la actividad inmobiliaria arrojó pérdidas de 317 millones.

Repunta casi el 9% en Bolsa tras adquirir un 3% del capital la familia Luksic

La entidad atraviesa por un delicado momento, que le llevó a registrar el año pasado unas pérdidas de casi 3.500 millones, tras destinar 5.692 millones a provisiones para reforzar su balance, devolver a sus clientes lo cobrado de más por las cláusulas suelo y acelerar la desinversión en activos no productivos. Posteriormente, el Popular anunció una revisión de estos números, que probablemente elevará esos quebrantos. Ahora, entre enero y marzo, logró reducir sus activos improductivos en casi 570 millones de euros, y mejorar su ratio de cobertura de los mismos hasta el 45,2 %, lo que el banco califica de "cambio de tendencia" en la gestión del negocio inmobiliario.

El consejero delegado de Popular, Ignacio Sánchez-Asiaín, dijo ayer en rueda de prensa que el banco no está manteniendo conversaciones sobre un acercamiento "serio" para fusionarse con otra entidad y no descartó ni confirmó si habrá ampliación de capital.

También dijo que la entidad está dispuesta a vender tanto WiZink como Totalbank si recibe buenas ofertas por ellas, y ha apuntado que el banco está manteniendo "conversaciones avanzadas" para la venta de activos no estratégicos. Respecto al proyecto Sunrise de creación de un banco malo que aglutinaría los activos tóxicos inmobiliarios de la entidad, está "totalmente abandonado", aunque no descartó que se pongan en marcha otras "de ese estilo".

El mercado reaccionó bien al balance trimestral: la acción de Popular se revalorizó un 8,85%, hasta los 0,75 euros por acción. Vallum Foundation, sociedad de la familia Luksic, declaró ayer una participación del 3,014% en el capital de la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios