Tecnología

QosIT crece dando valor al dato

  • La consultora encara su segundo decenio apostando por el ‘machine learning’

  • En 2018 facturó 2,2 millones y su objetivo es llegar a tres millones en 2019

Juan Carlos Rubio, de pie, atiende a las explicaciones de un miembro del equipo de QosIT en la sede central de la consultoría, en Camas (Sevilla). Juan Carlos Rubio, de pie, atiende a las explicaciones de un miembro del equipo de QosIT en la sede central de la consultoría, en Camas (Sevilla).

Juan Carlos Rubio, de pie, atiende a las explicaciones de un miembro del equipo de QosIT en la sede central de la consultoría, en Camas (Sevilla). / José Ángel García

La consultora tecnológica sevillana QosIT cumplió hace pocos meses su primer decenio de vida y ha vivido la efeméride en plena fase de crecimiento gracias a sus nuevas líneas de negocio basadas en dar valor al dato gracias a tecnologías como el machine learning.

Su propietario y fundador, Juan Carlos Rubio Sánchez (Cáceres, 1975), aún vivía en Estados Unidos cuando la sociedad se registró a finales de 2008. Y de hecho los primeros meses los clientes se atendían desde Nueva York, entonces en su mayoría norteamericanos. A finales de este año se cumplirán diez años de actividad ininterrumpida en España, donde tiene su sede principal en Camas (Sevilla) y cuenta con oficinas en Málaga, además de otra en Nueva York.

Desde su fundación, QosIT tuvo siempre una vocación internacional que más de diez años después se traduce en que el 40% de su negocio es exterior. En 2018 facturó 2,2 millones de euros y con sus planes de crecimiento actuales su objetivo es llegar a los tres millones en este ejercicio de 2019.

La empresa nació en España para prestar el grueso de sus servicios en EEUU, pero en 2011 eso se transformó en un problema. En Plena recesión, España era la S de los países denominados PIGS de la Unión Europea. Para desbloquearlo Rubio creó entonces una sociedad estadounidense y logró que la clientela volviese a contratar con normalidad.

Nació como una consultora de infraestructura tecnológica, pero a lo largo de este decenio largo de existencia el negocio ha ido ampliándose. Así, presta servicios de consultoría tecnológica  y metodológica a sus clientes. Mantiene la línea de negocio de implantar y dar soporte a infraestructura y, sobre todo, está creciendo gracias a su apuesta por el machine learning y automatización de procesos.

Rubio lo sintetiza: “Nacimos como consultora de infraestructuras, luego nos especializamos en implantar y dar soporte a productos SAP y desde hace cuatro años nos lanzamos a dar servicios de analítica de datos y machine learning”. Para ello cuanta con Bigml, empresa norteamericana fundada por el sevillano Francisco José Martín, como socio estratégico.

En esa tarea de ayudar a sus clientes a sacar todo el valor de sus datos también está desarrollando productos finales.

“Estamos implicados en la creación de nuevos modelos de negocio además de lograr mayor eficiencia para los clientes gracias a la automatización de procesos y la inteligencia artificial, centrada en el aprendizaje de las máquinas”, relata el director de la compañía, que reconoce con orgullo que la consultora está muy comprometida con la “tarea de divulgar entre nuestros clientes privados y públicos esta tecnología, con el objetivo de que despegue en toda Andalucía”, explica Rubio, afincado en Sevilla desde los 10 años.

 Para ello, QosIT está ofreciendo servicios paquetizados para que los clientes puedan atreverse a implantar procesos de machine learning, algo que Rubio ve viable para todo tipo de compañías.

“Cualquier empresa bien acompañada puede entender bien cómo puede ayudar esa tecnología, nuestros consultores ayudan a extraer casos de usos y convertirlos en modelos para su negocio”.

Pero junto a esa forma de trabajo, la consultora está también desarrollando de soluciones propias de optimización para nichos específicos de negocios.

En esta línea de negocio ya está comercializando soluciones sobre logística, con modelos y algoritmos aportan mucho valor a ese tipo de actividad.

Otra solución propia que están comercializando busca optimizar recursos escasos asociados a slots de tiempo. Por ejemplo, la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla está probando una solución que ayuda a gestionar el horario de toda la universidad, tanto de recursos personales, como de aulas o materiales. Este tipo de solución está también pensada para empresas que trabajar a turnos o para maximizar la  amortización en el uso de herramientas que son especialmente caras.

Entre las soluciones desarrolladas tienen otra sobre predicción de producción energética de plantas eólicas. Y en toda ellas el dato es el protagonista.

Entre sus clientes hay grandes corporaciones como Roche, Heineken o Chep. También prestan servicios al Tribunal de Cuentas, Navantia, Afinsa, Emvisesa, Iberdrola o Flamagás, entre otros,

Con una plantilla de 41 trabajadores, en su mayoría consultores, la empresa de Rubio está muy implicada en la conciliación  –cuenta con certificación  EFR (Empresa Familiar Responsable) con nivel de excelencia– y el tele trabajo es lo habitual con empleados que reportan desde Londres, Madrid o los asignados a las propias sedes de la empresa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios