Agricultura Reducir la oferta de aceite de oliva y primar la calidad, las soluciones del Gobierno para salvar el sector

Luis Planas, ministro de Agricultura Luis Planas, ministro de Agricultura

Luis Planas, ministro de Agricultura / Rodrigo Jiménez / Efe

El Gobierno plantea un paquete de medidas dirigido a facilitar que la oferta de aceite de oliva en el mercado se pueda limitar y que se incremente su calidad con el objetivo de que los precios en origen a los olivareros suban.

Así lo ha explicado este jueves en una rueda de prensa presencial el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, quien ha descartado que existan movimientos especulativos detrás de los precios históricamente bajos que reciben los agricultores por el aceite de oliva, y ha apuntado más bien a la existencia de "desajustes" entre oferta y demanda.

Permitir almacenar y retirar del mercado aceite cuando la producción sea más elevada de lo habitual, apostar por la cosecha temprana y aumentar la superficie de olivar ecológico, así como distinguir en la etiqueta el aceite procedente de explotaciones tradicionales (y no intensivas) son algunas de las medidas incluidas en este paquete.

Planas descarta que la caída de los precios se deba a movimientos especulativos

"Estamos ante una situación que no responde a un ciclo habitual. Nuestro análisis es que nos encontramos ante una cuestión estructural", ha argumentado Planas, quien ha planteado un escenario para los próximos años en el que la producción española de aceite de oliva tiende a crecer mientras la demanda a nivel mundial se mantiene estancada.

Como ejemplo ha citado el actual contexto: los precios en origen han bajado hasta oscilar hoy entre los 1,6 y los 1,9 euros por litro (desde el lampante hasta el virgen extra) pese a que coyunturalmente la producción en la campaña 2019-2020 bajó un 37% respecto a la anterior y se retiraron además otras 200.000 toneladas del mercado de forma temporal a través del sistema de almacenamiento privado, autorizado por Bruselas.

El ministro ha insistido en que desde el Gobierno no observan movimientos especulativos que motiven "actuaciones" por parte de la Administración, y ha defendido que la solución pasa por elevar el "valor añadido" del producto.

Preguntado por las críticas de algunas organizaciones agrarias que culpan a la industria envasadora y exportadora de la caída de precios, Planas se ha limitado a considerar que dentro del sector "cada uno tiene su papel" y que no existen "buenos y malos".

Incremento de las importaciones

Una de las cuestiones más polémicas tratadas esta semana por el ministro en reuniones con todo el sector ha sido el fuerte aumento de las importaciones de aceite extranjero registrado durante los últimos meses.

Mientras que los agricultores censuran esta práctica, las grandes compañías del sector recuerdan que es una vía para seguir vendiendo en Estados Unidos sin tener que pagar el arancel impuesto por la Administración Trump, que penaliza el producto de origen español.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios