Economía

Rusia y la OPEP prolongan hasta marzo de 2020 el recorte de la producción de petróleo

  • Arabia Saudí y Moscú refuerzan su alianza y extenderán la limitación de 1,2 millones de barriles para evitar una caída del precio

El ministro saudí de Energía, Khalid al-Falih, atiende a los medios. El ministro saudí de Energía, Khalid al-Falih, atiende a los medios.

El ministro saudí de Energía, Khalid al-Falih, atiende a los medios. / Christian Bruna / Efe

Rusia y otros nueve productores aliados de la OPEP se sumaron este martes a la extensión de los recortes petroleros aprobados la víspera por la organización de exportadores, y reforzaron una alianza forjada hace tres años para afrontar nuevos retos, entre ellos el creciente bombeo de EEUU.

Esperada desde hace días en los mercados, el acuerdo había sido adelantado por el presidente ruso, Vladímir Putin, tras sus conversaciones con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, el pasado sábado durante la cumbre del G20 en Japón.

El lunes fue adoptada oficialmente por los 14 socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y ayer por sus diez aliados, en sendas reuniones celebradas en Viena.

Así, la limitación de crudo, de 1,2 millones de barriles diarios (mbd) –un 1,2 % de la demanda mundial–, que inicialmente vencía el pasado 30 de junio, seguirá vigente hasta el 31 de marzo de 2020. “Para evitar un mayor crecimiento de los inventarios (reservas almacenadas) hemos decidido mantener este acuerdo intacto durante nueve meses”, explicó el ministro ruso de Energía, Alexandr Nóvak, en rueda de prensa en el secretariado de la OPEP.

Nóvak agradeció especialmente a su homólogo saudí, Jalid al Falih, el hecho de que el reino wahabí haya sido el que más ha contribuido en los últimos meses a limitar los inventarios. Aludió así al hecho de que Riad ha estado bombeando menos de la cuota asignada en el recorte, algo que, junto a las caídas involuntarias de las extracciones de Venezuela, Libia e Irán –tres socios exentos del recorte–, dio como resultado una reducción total superior a los 1,2 mbd previstos.

Al Falih advirtió de que aún queda camino por recorrer. El objetivo “es volver al nivel medio de cinco años de un período más normal, el de 2010-14, por ejemplo, superado actualmente en unos 240 millones de barriles (de crudo)”, precisó el ministro saudí.

Esta cooperación entre Rusia y Arabia Saudí, formalizada con una denominada “carta de cooperación”, era inimaginable hace algunos años. Se forjó a lo largo de 2016, en reacción al desplome que experimentaban los “petroprecios” desde 2014 (cerca del 80 %) a raíz de una extrema abundancia de suministros, alimentada sobre todo por el auge del petróleo de esquisto en Estados Unidos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios