Economía

El Tesoro aumentará un 68% la emisión de deuda para financiar el déficit

  • La rebaja del 'rating' de España por la agencia S&P tendrá un coste para el Estado de 170 millones en 2010.

Comentarios 1

Para afrontar el creciente déficit, el Tesoro Público emitirá, en 2009, deuda por valor de 86.500 millones de euros, con el objetivo de cubrir las mayores necesidades de financiación de la economía. Según informó el organismo, este dato supone un incremento del 68,6% respecto al año pasado. Además, el Tesoro Público ha señalado que la rebaja de la calificación desde AAA a AA+ por Standard & Poor's tendrá un sobrecoste para el Estado de 170 millones al año que viene. 

"Las necesidades de financiación serán mayores por la evolución económica menos favorable y la financiación de medidas de estímulo económico", explicaron desde el Tesoro. Por ello, el ratio de deuda pública sobre el Producto Interior Bruto (PIB) se situará este año en el 47,3% frente al 39,5% de 2008. Sin embargo, la entidad señaló que este ratio está "muy lejos" de la media europea del 67,4% prevista por la Comisión Europea en 2009.

Concretamente, las mayores necesidades de financiación derivan de los planes de apoyo del Gobierno a la economía, como el Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF) y el Plan de Estímulo para la Economía y el Empleo, que no están recogidos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

En este sentido, desde el Tesoro explicaron que los PGE se han realizado teniendo en cuenta los ingresos que se obtendrán de un crecimiento de la economía del 1% en 2009, mientras el nuevo cuadro macro contempla una contracción del 1,6%. "Estos menores ingresos para el Estado suponen una mayor necesidad de emisión de deuda", señalaron.

"En 2009, el incremento de la deuda del Estado será mayor que el año pasado porque el Gobierno español, apoyándose en el volumen relativamente bajo de deuda y en el marco del plan de impulso fiscal concertado de la UE, va a asumir la financiación de medidas de estímulo económico", subrayaron. 

El Tesoro realizará una emisión bruta de 87.000 millones en bonos, obligaciones y otros instrumentos a largo plazo, incluyendo emisiones de divisas y un aumento de saldo en circulación de letras del Tesoro de 32.400 millones de euros. Además, asumirá deuda de RTVE por valor de 1.500 millones. 

Las emisiones a largo plazo seguirán centradas en los bonos del Estado a tres y cinco años y en las obligaciones a diez, quince y treinta años. El Tesoro también reabrirá bonos antiguos con plazos intermedios y mantendrá las fechas de sus subastas: los bonos del Estado el primer jueves de cada mes y las obligaciones el tercer jueves

Por su parte, las letras registrarán un fuerte incremento con subastas mensuales de Letras a tres, seis y doce meses para adaptarse a las necesidades de los distintos inversores. Como novedad, se adelanta el día de subasta de Letras de los miércoles a los martes.  Otra novedad en todas las subastas del Tesoro Público será el incremento del límite de peticiones no competitivas que pueden presentar determinados inversores públicos.

Pero el aumento de la deuda pública no ha sido la única noticia que ha dado hoy el Tesoro Público. Así, un portavoz de la entidad informó de que la rebaja del 'rating' de España por parte de la agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) tendrá un coste para el Estado de unos 170 millones de euros en 2010.

El Tesoro explicó que la rebaja de la calificación de AAA hasta AA+ no tendrá efecto en 2009 porque las emisiones de bonos y obligaciones del Estado que se realicen este año tendrán una maduración posterior a 12 meses. Además añadió que esta previsión se ha realizado bajo el supuesto de que la diferencia entre el bono alemán y el español a diez años se sitúe en 20 puntos básicos. 

El organismo que dirige Soledad Núñez insistió en que, de las tres agencias de calificación de referencia, sólo S&P ha recortado el 'rating' de España, mientras que Fitch lo ha confirmado con perspectiva estable. Pero tienen claro que el Tesoro redoblará sus esfuerzos para convencer a los inversores de la fortaleza de la economía española pese a las dificultades que atraviesa y su capacidad de ajuste. "Es nuestra tarea convencer a los inversores de lo contrario, de que las fortalezas son mayores", agregaron desde la institución. 

Además, desde el Tesoro destacaron el "colchón absoluto" que proporciona el esfuerzo fiscal realizado en los últimos años en comparación con el de los socios comunitarios, y la fortaleza del sistema financiero español, que "no nos ha dado malas sorpresas". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios