Economía

El acuerdo pesquero con Marruecos eleva el número de licencias y capturas

  • Faenarán 128 barcos europeos, de los cuales 92 son españoles. Tendrán más cuota para especies como la sardina o la merluza, pero estará prohibida la pesca del pulpo y la gamba. Marruecos recibirá 52 millones frente a los 40 del anterior convenio.

Firma del acuerdo pesquero en Rabat Firma del acuerdo pesquero en Rabat

Firma del acuerdo pesquero en Rabat / Efe (Rabat)

El nuevo acuerdo pesquero rubricado ayer en Rabat por Marruecos y la Unión Europea prevé un aumento en las licencias otorgadas a la flota europea, las capturas y la contrapartida que percibirá el país magrebí, además de mencionar de forma explícita las aguas del Sáhara Occidental.

Un total de 128 barcos comunitarios, entre los cuales hay 92 españoles, podrán faenar en los próximos cuatro años en las aguas de Marruecos, que percibirá una contrapartida financiera de 52 millones de euros anuales, en lugar de los 40 millones en el anterior protocolo.

De esta contrapartida económica, más de 40 millones de euros anuales serán pagados por la Comisión Europea y los otros 12 millones de euros los abonarán los armadores europeos que se beneficiarán de las licencias de pesca expedidas.

El nuevo acuerdo no es de aplicación inmediata, ya que tendrá que someterse a un proceso de ratificación en las respectivas instituciones legislativas y ejecutivas de Marruecos y la Unión Europea para su entrada en vigor que se prevé, en principio, para el próximo mes de diciembre.

En el acto de rúbrica celebrado en Rabat, el ministro de Agricultura y Pesca marroquí, Aziz Ajanuch, subrayó que la compensación económica se destinará a “la población que la merece en las zonas donde se pescará” y se invertirá en programas sociales y económicos, así como para la reestructuración del sector pesquero. “En nuestras negociaciones nos hemos orientado hacia la sostenibilidad. Es un acuerdo equilibrado”, aseveró Ajanuch, quien explicó que en el convenio se excluye la pesca en las aguas del Mediterráneo donde hay un problema de recursos, y tampoco se podrá pescar algunas especies sensibles como el pulpo y la gamba.

El protocolo rubricado, fruto de tres meses de negociaciones difíciles celebradas entre Rabat y Bruselas, prevé un aumento en el número de los marinos marroquíes que serán contratados a bordo de la flota europea.

Además, se mantendrá la cláusula de obligación de descargar en puertos marroquíes, pero en caso de incumplimiento, el nuevo texto prevé incrementar la penalización hasta un 15% (en lugar de 5 % en el anterior acuerdo) que tendrán que pagar los armados europeos.

Las partes pactaron también incrementar las capturas de los buques europeos hasta 100.000 toneladas por año de pequeños pelágicos (sardinas, anchoas, arenques, jurel, caballas, etc.) en lugar de los 85.000 toneladas estipuladas en el anterior acuerdo, y 7.000 toneladas por año de especies demersales, como la merluza.

En cuanto al aspecto político, que fue determinante para la consecución de un nuevo acuerdo, el ministro de Exteriores marroquí, Naser Burita, se congratuló que el pacto consiguió el objetivo de “preservar una cooperación tradicional” con la UE y de incluir de forma “explícita” las aguas del Sáhara Occidental “Hemos podido consagrar el carácter exclusivo de la firma de los acuerdos internacionales que incluyen el Sáhara marroquí. En el artículo 1 H del acuerdo está claramente definido que la zona de pesca es la que se extiende del paralelo 20 al 35”, aseveró Burita.

De acuerdo con el nuevo convenio, la flota europea podrá faenar desde el cabo Espartel –a pocos kilómetros de Tánger- y hasta el Cabo Blanco, en la costa atlántica del Sáhara Occidental.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios