Economía

El comercio cercano a los apartamentos turísticos perdería el 25% del negocio con una legislación restrictiva

  • Los turistas alojados en viviendas vacacionales en Andalucía llegan a aportar el 43% de las ventas a estos establecimientos en temporada alta, según un estudio encargado por la PAT, la asociación que agrupa a las plataformas digitales de alquiler

Apartamento turístico en el centro de Sevilla Apartamento turístico en el centro de Sevilla

Apartamento turístico en el centro de Sevilla / Juan Carlos Muñoz

En un momento en el que municipios como Madrid -y en Andalucía, CórdobaSevilla- se plantean o acometen medidas para frenar el 'boom' de los apartamentos turísticos, la PAT (Asociación Española de Plataformas Digitales de Alquiler Temporal) avisa: los comercios próximos a esta oferta perderían un 25% de su negocio con una legislación restrictiva que redujera drásticamente la oferta.

La asociación que agrupa plataformas de intermediación como HomeAway, Rentalia, Spain-Holiday.com y Niumba se basa en el estudio 'El impacto de las viviendas turísticas en el comercio de Andalucía', encargado a Ipsos y elaborado a partir de 500 entrevistas a propietarios de comercios. Según esta encuesta, presentada este miércoles en el Hard Rock Café de Sevilla, las ventas a los usuarios de alquiler vacacional suponen el 43% del total en temporada alta, cifra que se reduce a un todavía significativo 22% en la baja. 

Una mayoría abrumadora de comerciantes, pues, el 81%, considera que la vivienda turística tiene un impacto beneficioso en su negocio y más de la mitad, un 55%, llega a asociar la mejoría de sus ingresos a la expansión de estos apartamentos. Un 61% tiene la percepción, por otro lado, de que los alojados en este tipo de establecimientos incluso gastan lo mismo o más que los que se hospedan en un hotel.

La PAT elogia la legislación andaluza pero critica la obligación de instalar aire acondicionado sin hacer excepciones

La PAT, que tiene un año de vida, ha querido poner de manifiesto este impacto positivo cuando hay ayuntamientos que, "a pesar de no tener competencias turísticas, apuestan por una regulación por la vía urbanística y de forma muy restrictiva, amparándose en percepciones sobre la presión turística y la subida del precio del alquileres, pero sin basarse en datos reales", afirma Almudena Ucha, presidenta de la asociación. Puso como ejemplo Madrid, que obliga a los apartamentos turísticos a tener una entrada independiente de la del resto de residentes, "algo que no pueden cumplir el 99% de las viviendas", afirma. "Buscan la manera de exigir requisitos imposibles de cumplir para una vivienda, cuando los apartamentos de alquiler vacacional ya llevan implícito ese concepto, el de vivienda", argumenta.

La PAT sí aprueba la legislación regional andaluza, e incluso la elogia, al establecer "la posibilidad de un registro inmediato, dar facilidades para hacerlo 'on line' y basarse en una declaración responsable". Eso sí, hay requisitos concretos que critica, como la obligación de instalar aires acondicionados, algo que según Ucha se debería regular según zonas concretas.

La región recibió a 5,1 millones de turistas en 2018 que se alojaron en apartamentos vacacionales, con un impacto de 8.561 millones

Las empresas pertenecientes a la Asociación Española de Plataformas Digitales de Alquiler Temporal gestionan unas 60.000 viviendas en toda Andalucía, aunque no lo hacen de forma exclusiva ya que un propietario o arrendador puede contratar a más de una plataforma. La PAT agrupa a las principales firmas del sector excepto Airbnb.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) Andalucía recibió en 2018 5,1 millones de turistas que se alojaron en viviendas vacacionales, lo que, de acuerdo con el último 'Barómetro de alquiler vacacional' elaborado por HomeAway, generó impacto de 8.561 millones de euros. Un tercio de este gasto fue a parar al comercio de proximidad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios