Economía

El comercio exterior chino da la sorpresa y registra avances en julio

  • Los analistas creen que no es una señal de recuperación, ya que los aranceles acabarán afectando

Una empleada cuenta dinero en un banco chino. Una empleada cuenta dinero en un banco chino.

Una empleada cuenta dinero en un banco chino. / xu jibai / efe

El comercio internacional de China tuvo un desempeño mejor del esperado en julio, mes en el que avanzó un 5,7 % interanual, aunque los analistas creen que esto no es señal de una recuperación en los próximos trimestres, ya que Estados Unidos hará frente a la devaluación del yuan con más aranceles.

El hecho de que el dato supere los pronósticos no evita que el comercio internacional del gigante asiático siga en el terreno de la desaceleración, ya que el avance de julio es 6,8 puntos porcentuales menor al registrado en el mismo mes del año anterior, según datos oficiales publicados por la Administración General de Aduanas.

En el séptimo mes de 2019, el comercio exterior de China se situó en los 2,74 billones de yuanes (388.640 millones de dólares, 346.709 millones de euros).

El superávit comercial fue de 310.260 millones de yuanes (44.037 millones de dólares, 39.282 millones de euros), lo que supone un ensanchamiento del 75,3% con respecto al dato del mismo mes del año anterior.

Los datos de julio son algo mejores de lo esperado por analistas como Julian Evans-Pritchard, de la consultora Capital Economics, que toma como base los de Aduanas denominados en dólares y no en yuanes.

En su opinión, pese a que el comercio chino resistió en el séptimo mes del año, el analista no espera que la tendencia a la ralentización vaya a ser revertida en el corto plazo. El impulso que China trata de dar a sus exportaciones al permitir la devaluación del yuan frente al dólar a niveles de 2008 esta misma semana, indica Evans-Pritchard, no será suficiente para evitar que las ventas "sigan apagadas" en los próximos trimestres.

¿La razón? Que Trump, a quien no ha gustado nada la caída de la moneda china -EEUU ha designado oficialmente a China como país "manipulador de divisas"-, responderá elevando los aranceles aun más, tal y como hizo la semana pasada al anunciar nuevas tasas del 10 % sobre importaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares.

Asimismo, las exportaciones se verán afectadas por la ralentización de la economía a nivel global, y las importaciones, por la caída de la demanda doméstica en China.

Los intercambios con Estados Unidos se redujeron en un 3,5 % en julio, con una caída de las ventas a ese país del 0,1 % y un descenso de las compras de productos estadounidenses mucho más pronunciado, del 14 %.

En la suma de los siete meses, el dato es aun peor: el comercio con el país norteamericano bajó un 8,3%. Las exportaciones cayeron un 2,4% y las importaciones, un 24,2%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios