Economía

El nuevo contrato de Airbus Military con Boeing se extenderá hasta 2025

Airbus Military entregará en 2014 el primer prototipo de los recubrimientos metálicos de los motores del avión modelo 737-Max, piezas llamadas fan cowl, que fabricará merced al acuerdo alcanzado con Boeing, y será un contrato que se extenderá hasta 2025, prorrogable hasta 2029. De él se beneficiarán la planta de Airbus Military de El Puerto, conocida como CBC, y también la de Tablada, en Sevilla.

Según confirmaron ayer fuentes de Airbus Military, y como adelantó este periódico, la cuantía de este contrato, que ya está firmado, asciende unos 300 millones de euros (500 millones de dólares). Unas 80 personas podrán trabajar en el programa y estarán implicadas en la fabricación. Esto supone también la garantía laboral para los alrededor de 300 trabajadores de la plantilla fija.

Las fuentes indicaron que, según las previsiones, el prototipo se lanzará y entregará en 2014, de forma que la producción en serie se iniciará entre 2016 y 2017. El contrato se desarrollará hasta el año 2025, aunque podría ser prorrogable hasta 2029. La producción irá en progresión, de forma que una vez que se alcance la máxima cadencia se fabricarán fan cowl para 42 aviones al mes.

Las fuentes dejaron claro que Airbus Military no participa en el diseño de estas piezas -tan sólo se limita a fabricarlas- y resaltaron que la carga de trabajo no impactará solo en la factoría CBC de El Puerto, sino también en la de Tablada, en Sevilla, aunque realmente donde más repercusión laboral tendrá será en el CBC.

Desde Airbus Military se indica que la planta de El Puerto tiene tecnología necesaria para llevar a cabo este proyecto, merced a su conocimiento acumulado en este tipo de trabajos. También se resalta el "impacto" que tendrá este contrato en la industria auxiliar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios