Economía

Así pueden deducir el IVA del patinete eléctrico los autónomos

Así puedes deducir el IVA de tu patinete eléctrico Así puedes deducir el IVA de tu patinete eléctrico

Así puedes deducir el IVA de tu patinete eléctrico / Archivo

La movilidad lleva meses siendo una revolución en toda regla. Los automóviles cada vez tienen más coartada su libertad de movimientos en unas ciudades que apuestan por el medioambiente. Además, si las motocicletas ya le habían ganado terreno urbano, la infinidad de posibilidades para desplazarse por las grandes urbes es toda una realidad.

Coches eléctricos, motos de alquiler, bicicletas y la moda de los patinetes, abarrotan las ciudades de todo el territorio español. Ahora bien, hay diversos aspectos que los profesionales empiezan a demandar como puede ser la deducción del IVA por el uso de dichos patinetes eléctricos. 

Para los que aún se pierden en el complejo mundo de las cargas fiscales sobre el consumo, El IVA deducible es la cuota de IVA que un profesional o empresario puede recuperar en la adquisición de servicios o bienes relacionados en exclusiva con su actividad. Por ello, el uso frecuente de este método de transporte se ha catalogado como herramienta de trabajo si cumple dicha función. En este orden, La Dirección General de Tributos ha respondido mediante la consulta vinculante V1690-20 al tratamiento fiscal de los patinetes en cuestión y afirma que los profesionales que utilicen patinetes eléctricos para su actividad profesional, total o parcialmente, podrán deducirse el IVA y el IRPF de su precio. 

El patinete eléctrico puede considerarse vehículo de trabajo. El patinete eléctrico puede considerarse vehículo de trabajo.

El patinete eléctrico puede considerarse vehículo de trabajo. / Archivo

¿Cuál es el tratamiento fiscal de los patinetes eléctricos?

Para considerar al patinete como un vehículo turismo, un ciclomotor o una motocicleta (y poder beneficiarse de la deducción parcial) deben cumplirse lo establecido en la Dirección General de Tráfico del Ministerio del Interior en la Instrucción de 3 de diciembre de 2019. Es decir, se debe probar que el vehículo se usa total o parcialmente para la actividad profesional utilizando "cualquier medio admitido en Derecho".

Cuando su utilidad es parcial, hacienda establece la deducción del 50% salvo que se trate de alguno de los vehículos incluidos en la lista tasada del articulo 95 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, los cuales pueden deducirse la totalidad del gasto.

Para que los patinetes eléctricos puedan ser equiparables estos deben cumplir ciertos requisitos delimitados por los criterios expuestos por la DGT, como por ejemplo si este supera los 25 kilómetros por hora.

¿Cuándo existe deducción en IRPF?

En cuanto a lo que al IRPF se refiere, para la deducción de los gastos derivados de la adquisición, mantenimiento o utilización de los vehículos sólo podrán llevarla a cabo aquellos que se dediquen a actividades que, por sus características, necesiten el uso continuo del vehículo. Del mismo modo, los gastos de adquisición se deducirán a través de las amortizaciones.

Nuevamente, para dicha consideración debe instarse a la Instrucción de la Dirección General de Tráfico. Así se determinará si se trata de un vehículo afecto a la actividad a los efectos de la deducción de los gastos derivados de su adquisición y utilización.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios