Igualdad de sexos La diversidad, un factor de rentabilidad

MaríaJesús Catalá, a la izquierda, y Alicia Martínez, en el acto del Foro Más Mujeres, ayer. MaríaJesús Catalá, a la izquierda, y Alicia Martínez, en el acto del Foro Más Mujeres, ayer.

MaríaJesús Catalá, a la izquierda, y Alicia Martínez, en el acto del Foro Más Mujeres, ayer. / Juan Carlos Muñoz

“Las empresas más diversas son más rentables”. Esta impactante idea trasladó ayer María Jesús Catalá, directora territorial de Caixabank en Andalucía Occidental, durante su participación en el acto con el que el Foro Más Mujeres abrió su curso de actividades.

La ejecutiva catalana, asentada en Sevilla desde comienzos de este año, dio datos para sustentar esa afirmación. “Hay varios estudios que demuestran que las empresas con más mujeres en su equipo directivo tienen un 21% más de probabilidad de tener mayores beneficios”, afirmó Catalá, que añadió que si la diversidad no es sólo de género, sino también cultural, “nos vamos al 33% más de probabilidades”.

Y es que, desde su experiencia, la directiva de banca, que a los 26 años ya estaba al frente de una sucursal, como recordó Alicia Martínez, la presidenta del Foro Más Mujeres, “la diversidad de género también aporta beneficios para la organización de las empresas”.

Lo explicó Catalá recordando que, históricamente, los líderes empresariales han sido hombres y, como consecuencia de ello, crearon un modelo de dirección en el que se priman características como la jerarquía, el análisis, el control o la competitividad, aplicando, en definitiva, una estrategia no emocional. Pero eso ha ido cambiando, dijo la directora territorial de Caixabank en Andalucía Occidental, con la incorporación de mujeres a los puestos directivos, que comienzan a aplicar un modelo “más intuitivo y horizontal, en el que prima la colaboración y se estimula la participación del equipo mediante un entorno más empático y donde se fomenta el consenso”. “Un modelo femenino que rompe los moldes anteriores”, dijo Catalá, que para resumirlo enfatizó que “favorece la participación y las relaciones interpersonales”.

Para Catalá, el modelo masculino no sólo lo aplican hombres, y dejó claro que hay momentos, como al emprender, en los que los valores que fomenta “son muy importantes, como el análisis o la jerarquización”.

Por ello, la directiva de Caixabank defendió ante un auditorio abrumadoramente femenino que “lo ideal es el equilibrio entre los dos modelos”, para resaltar a renglón seguido que las mujeres tienen “más capacidad para aplicar este equilibrio”. También defendió que la diversidad trae beneficios igualmente para la sociedad y aseguró que si se consigue el punto quinto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU “podríamos añadir más de 28 trillones de dólares al PIB global”.

Detalló Catalá qué está haciendo Caixabank para avanzar en diversidad. Lo primero, ser conscientes de que son una empresa líder y, como tal, referencia para muchas otras compañías.

El banco está trabajando la diversidad tanto desde la perspectiva interna como desde la externa. En la primera, con un principio básico: la meritocracia como eje del acceso a las oportunidades profesionales. Para ello desarrollan cuatro objetivos: reforzar el rol de la mujer en la entidad financiera, involucrar a toda la plantilla, contribuir con los procesos de recursos humanos y visibilizar la diversidad con acciones como la elaboración de una guía de comunicación igualitaria.

Externamente, el banco toma conciencia de que tiene 6,6 millones de clientes que son mujeres y de que un 7% de ellas son emprendedoras, para las que ha creado una línea de microcréditos dotada con 250 millones de euros. El 18% elige una interacción con el banco 100% digital y un 70% a través sólo del móvil, no desde el ordenador. También han creado premios, uno con Microsoft y otro de emprendedoras, que en la última edición ha ganado una sevillana, la vicepresidenta de Ayesa, Arancha Manzanares.

Antes de participar en un coloquio moderado por la periodista María Jesús Pereira, Catalá pidió a la mayoría de mujeres asistentes que se esforzaran en ser “actrices principales en esta película” de hacer real y visible la diversidad de género y recordó ejemplos que hacen historia, como la primera pregonera de la Semana Santa sevillana, Charo Padilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios