Memoria de la Aiqbe El menor precio de los productos baja la facturación de la industria de Huelva

  • Las 15 plantas dan trabajo a 2.274 personas y sostienen a más de 10.000 familias

  • Las industrias se dejaron en 2019 casi 27 millones de euros en impuestos y tasas locales

Carlos Ortiz y Rafael Eugenio Romero, presidente y gerente de Aiqbe, desgranaron las principales cifras de la entidad. Carlos Ortiz y Rafael Eugenio Romero, presidente y gerente de Aiqbe, desgranaron las principales cifras de la entidad.

Carlos Ortiz y Rafael Eugenio Romero, presidente y gerente de Aiqbe, desgranaron las principales cifras de la entidad. / Rafa del Barrio (Huelva)

Dos variables influyen en la facturación de una empresa; el valor de las materias primas que adquiere y el precio al que vende los productos que elabora. En el avance de la memoria de las 15 empresas (ahora son 18) que forman parte de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas (Aiqbe) de Huelva, se produjeron bajadas en ambos apartados; como el segundo de ellos fue mayor que el del primero, el valor de la producción de las mismas bajó en un 8,8%, aunque todavía llega a los 8.732 millones de euros que rompe una tendencia alcista de los dos últimos ejercicios y se queda lejos de los 12.136 conseguidos como mejor registro histórico en 2013, cuando la crisis económica dejó atrás sus peores efectos.

Este retraimiento se sustenta en el comportamiento del refino de petróleo, principal sustento de la actividad de las empresas de la Aiqbe que se quedó este año en 5.492 millones de euros frente a los más de 6.000 que consiguió un año antes y de nuevo lejos de los niveles alcanzados hace unos años, con cantidades que llegaron a superar los 8.000 millones. Le siguen la metalurgia del cobre, con unas cifras más en consonancia con los años anteriores y que alcanzó los 1.847 millones de euros, los productos químicos básicos con 1.218 millones más y la generación eléctrica fruto de la reserva del sistema de energías renovables y que llegó a una producción de 175 millones de euros lastrada por las propias limitaciones que ofrece un mercado regulado.

El análisis de la cuenta de resultado, arroja un importe neto de la cifra de negocios de 9.385 millones de euros, de los que 653 corresponden al Impuesto Especial de Hidrocarburos. El Valor Añadido Bruto aportado por las plantas del Polo Químico onubense llegó a los 1.249 millones de euros, un 15% menos que el conseguido durante el 2018 que alcanzó la cifra de 1.441, de nuevo por el errático comportamiento de los productos que salen de sus instalaciones. En el capítulo de gastos, destaca nuevamente una de las principales reivindicaciones de las industrias onubenses y que hacen, a su juicio, necesaria una regulación de las empresas electro intensivas; nuevamente el gasto en consumo eléctrico casi triplica al de personal, con más de 438 millones de euros sólo el pasado ejercicio.

Carlos Ortiz y Rafael Eugenio Romero en la presentación de la memoria. Carlos Ortiz y Rafael Eugenio Romero en la presentación de la memoria.

Carlos Ortiz y Rafael Eugenio Romero en la presentación de la memoria. / Rafa del Barrio (Huelva)

Donde sí se ha conseguido un registro más que considerable es en el capítulo de inversiones, que llegó a los 266 millones de euros, el mayor desde el año 2011 y que encadena su quinto ejercicio consecutivo al alza, favorecido por las paradas técnicas que a lo largo de ese año llevaron a cabo las distintas instalaciones fabriles (especialmente Cepsa) para introducir procesos de mejora de sus métodos de producción. En los últimos diez años, las inversiones realizadas por las empresas de Aiqbe llega a los 1.880 millones de euros.

También fue más que notable su aportación en tasas e impuestos a las distintas administraciones, que llegaron en el ejercicio del año pasado a los 26,86 millones de euros. El Impuesto de Bienes Inmuebles ingresado principalmente en los ayuntamientos de Huelva y Palos, alcanzó los 14,17 millones, un 53% más que un año antes, a los que hay que añadir 6,5 millones en el Impuesto de Actividades Económicas (un 24% más) y otros 4,12 millones en el canon por ocupación de terrenos (que se incrementó un 15%); el resto de tasas son las abonadas en concepto de tasas de agua y residuos, canon por vertidos y de fiscalidad ecológica.

En este capítulo, el presidente de la entidad, Carlos Ortiz, se detuvo al destacar el “cumplimiento de las medidas medioambientales de todas las empresas, fruto del control y mediciones constantes procedentes de 79 puntos de monitorización de emisiones, 33 de vertidos y 66 inspecciones externas llevadas a cabo en 2019”.

Los indicadores ambientales sostienen la afirmación de un control estricto sobre las emisiones, con niveles en caso todos los apartados de emisiones, residuos, vertidos y consumo de energía, marcando mínimos históricos, con ligeros aumentos en sólo el apartado de partículas aunque con niveles muy por debajo de los regulados en la legislación ambiental y en fosfatos. Valga como dato significativo los megavatios consumidos de energía por tonelada en el proceso industrial que han pasado de 0,064 a 0,052 en tan sólo un año.

Carlos Ortiz, presidente de Aiqbe. Carlos Ortiz, presidente de Aiqbe.

Carlos Ortiz, presidente de Aiqbe. / Rafa del Barrio (Huelva)

El mercado laboral que mueve estas industrias se mantuvo en la línea de sostenimiento de las plantillas que se van progresivamente renovando aunque todavía el grueso de la misma oscila entre los 41 y los 55 años y que mantienen a 2.274 personas de manera directa, de ellas un 91% con contratos de carácter indefinido y apenas un 8% temporales. Sumando los empleos indirectos e inducidos, las diferentes empresas que componen la Aiqbe benefician a más de 10.000 familias en Huelva y su provincia, “reforzando su posición como un motor de desarrollo económico y social”, según Ortiz.

Éste se refirió también a lo imprevisible del consumo después de la superación de las medidas de confinamiento y a la falta de datos para prever el comportamiento del mercado en los próximos meses que determinarán la primera de las memorias postCovid de la Aiqbe y que se antoja complicada “a pesar de que las plantas han seguido en pleno funcionamiento”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios