2011 Elecciones

Moya descarta gobernar en minoría y abre ronda de pactos

  • Todo parece apuntar a acuerdos de gobierno con UCB y BOLI y alcanzar así los 16 concejales

Apenas unas horas después de las elecciones municipales en Benalmádena ya empezaron a barajarse posibles pactos en la calle. Y es que en este municipio costasoleño el PP consiguió los votos suficientes para obtener 11 concejales de los 25 que conforman la Corporación, aunque el líder popular, y actual regidor del municipio, Enrique Moya, explicó que hoy posiblemente comenzará la ronda de contactos con otras formaciones para establecer futuras alianzas políticas.

Moya indicó que se encuentra "muy satisfecho con los resultados" al afirmar que ha sido el candidato que "más votos ha tenido en la historia de Benalmádena", ya que recabó 7.395 apoyos lo que supone un 35,58% del total. Asimismo, el regidor adelantó que comenzará a mantener reuniones con otras formaciones para conformar acuerdos, puesto que descartó la opción de gobernar en minoría.

Así, todo parece apuntar a que una de las posibles apuestas para conformar el nuevo pacto de gobierno será Unión Centro Benalmádena (UCB) con Francisco Salido a la cabeza. Este partido independiente, que nació hace poco más de dos años, dio una de las grandes sorpresas de las elecciones al conseguir cuatro concejales, aunque Salido afirmó ayer que por el momento actuará "con prudencia". A este pacto también se podría unir Benalmádena Organización Liberal Independiente (BOLI) con su concejal, por lo que Moya conseguiría un equipo de gobierno con 16 concejales. Sin embargo, el regidor explicó que aún no hay nada planteado ya que pretende mantener conversaciones "con el resto de grupos políticos para conformar la mayoría estable que Benalmádena necesita".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios