2011 Elecciones

El PSOE pierde la Alcaldía en la última media hora de escrutinio

  • Fernando López Gil afronta la noche más dura de su carrera política tras perder los comicios frente al PP en un resultado en el que el peso nacional se hizo evidente

Cuando el candidato socialista Fernando López Gil cruzaba la puerta de la sala de prensa donde le esperaban los suyos poco antes de las once de la noche, su rostro reflejaba con nitidez la crueldad de los resultados. Porque no ha sido solo el hecho de que el PSOE local perdiera en la noche de ayer las elecciones, sino también el modo en que lo hizo. En la última media hora de escrutinio, en torno a las diez de la noche, el PP le pisaba los talones a los socialistas, los cuales solo le sacaban 30 votos con casi el 90 por ciento contabilizado. A partir de ese momento la formación conservadora comenzó a sacarle distancia, primero en otros 30 votos, después en unos irrecuperables 387.

En una sede de la Casa del Pueblo abarrotada, pegada a los ordenadores, el comentario entonces empezó a sonar como un rumor. "No ha podido ser", se decían unos a otros con la mirada. "Por poco", callaban. Caras tristes, decepcionadas. En el reloj daban las diez y media y de repente, la luz en el edificio se fue como se acababan de marchar sus esperanzas. Nadie elevó la voz durante la escasa media hora que tardó el protagonista en dar la cara. El rictus serio, la sonrisa forzada junto a su escudero y secretario local, Jaime Armario, quien tomaba en primer lugar la palabra tras recibir el la ovación cerrada de todos los asistentes. Con la voz entrecortada Armario agradecía a todos su implicación y felicitaba al vencedor. "Hemos hecho la mejor campaña en toda España", continuaba para dar paso a López que aguardaba, aguantaba como podía el tirón. Le costó hablar ayer al candidato. Le costó mucho no emocionarse y en ocasiones se le rompió la voz. Hizo un esfuerzo enorme por ofrecer un discurso positivo. "Pero no estamos contentos, evidentemente", apostilló. "Esto ha sido un golpe muy fuerte y tenemos que aprender, reflexionar y actuar conforme a lo que nos ha dicho la ciudadanía".

Felicitó también al ganador y reafirmó su compromiso de respetar a la lista más votada, la popular. El portavoz socialista hacía además una lectura positiva de los resultados a nivel provincial. Es la única formación socialista que ha subido en número de votos. "Aunque no hemos conseguido ganar y menos nuestro objetivo, que era la mayoría absoluta". López reafirmaba además su compromiso de trabajo y elogiaba a todos los que en esta campaña le han ayudado de una y otra manera. "Este capital humano no lo tiene nadie. Sois lo mejor y nos queda por recorrer todo un camino", continuaba. Después, López llamó a los concejales electos: nueve, quedándose fuera la anterior edil Marta Bricco. Uno tras otro, fueron subiendo junto a él, muchos de ellos con lágrimas en los ojos. La última en hacerlo, Josela Maturana, quien se fundió en un abrazo con él que se hizo extensivo a todos los compañeros. De fondo, otro aplauso cerrado.

No fueron las únicas caras largas de la noche. El descalabro electoral del PA, que perdió cinco concejales, hizo que en la sede de la calle Isaac Peral se vivieran los momentos más duros de la noche. Tras 22 años al frente del Ayuntamiento, los andalucistas perdían toda posibilidad de mantener la Alcaldía.

Su candidato, Manuel María de Bernardo, realizó su comparecencia más dura al terminar el recuento que dejaba al PA tan sólo con tres concejales. De Bernardo, que ostenta la Alcaldía desde 2005, felicitó a José Loaiza -el ganador de la noche- y emplazó a los andalucistas a hacer "autocrítica a nivel interno". "Tenemos que hacer una valoración más en profundidad", insistió. "El PA, desde la Alcaldía, desde el Gobierno local o desde el sitio en el que le corresponda ahora tras las elecciones va a seguir trabajando sin descanso por la ciudad. Desde ya mismo empezaremos a trabajar por recuperar la Alcaldía en 2015", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios