2011 Elecciones

"Los ciudadanos necesitan poder creer en sus políticos"

  • El alcaldable del PSOE, que descubre su afición al cine y a la lectura de filosofía y de libros sobre comunicación política, reconoce que nunca pensó en dedicarse a la política, en ser alcalde

SI fuera un fin de semana normal, Fernando López Gil, alcaldable socialista de San Fernando, disfrutaría de una película del momento en los cines de la ciudad. Sin embargo, la campaña electoral, ya en su recta final, es intensa y apenas le deja tiempo para el ocio. El cine es una de esas opciones habituales. "Voy casi todos los fines de semana. Cuando puedo", nos cuenta. De hecho, fue así como comenzó su relación con la que es ahora su mujer. "Quedabamos para ir al cine", confiesa. Esta afición cultivada le lleva incluso a ver cualquier tipo de película, de muchos géneros, incluso comedias románticas, entre ellas Love Actually. Y nos describe la escena del aeropuerto, un lugar sin alma para algunos pero en el que puedes ver el recibimiento de las personas a los que llegan, a sus seres queridos. Esa imagen se ha quedado grabada en la mente del candidato del PSOE. Como las frases de algunos filmes, que después utiliza en sus intervenciones. La última, de la película En busca de la felicidad, la pronunció hace unos días en la presentación de la candidatura.

No es el único ejemplo de detalles de su vida personal que Fernando traslada a la política. O quizás es que ésta inunda buena parte de la parcela privada del político isleño. Sus gustos literarios parecen indicarlo. "Leo mucho, pero pocas novelas", comenta. Los libros que copan su librería doméstica son de filosofía, lectura que comenzó en torno a los 20 años, y sobre todo de comunicación. Los de campañas políticas, entre ellos. "Son libros técnicos, la mayoría en inglés", explica. Pero de ahí saca muchas ideas para el día a día de su tarea política, también para esta campaña. "Por ejemplo, cómo hacer que los ciudadanos participen". Uno de esos manuales, La audacia de ganar, de David Plouffe, explica el trabajo desarrollado para la llegada a la Casa Blanca de Barack Obama, del que López Gil se declara seguidor. Y tiene claro los motivos: "Representó lo que los ciudadanos necesitaban, además de buen gestor, de un gran comunicador, marcó un camino de esperanza hacia un futuro diferente". Y, como no, eso lo extrapola a la política local. "Los ciudadanos necesitan poder creer en sus políticos", nos dice.

Inevitablemente, el origen de su entrada en la política se cuela entre preguntas y respuestas. "Cuando Teófila ganó en Cádiz y Aznar, un año después", sonríe. No le gustaba su mensaje. Su ideología, de cualquier forma, ya había quedado configurada un tiempo atrás. "Me marcó el antropólogo Manuel Delgado Ruiz. Yo lo escuchaba en el programa La radio de Julia, de Julia Otero. Ahora, participa en La Ventana, con Gemma Nierga". Es también una de las razones de que quisiera estudiar Antropología. Tendría que haberse marchado a Granada, "y mis padres no tenían los recursos para ello". De ahí que se decantara por la Sociología, en la Universidad a Distancia (UNED).

A partir de 2000 su implicación en el PSOE fue más activa, en el equipo de Jaime Armario -secretario general-. En 2002 entró en la dirección local del partido, como secretario de Política de Comunicación. "Entonces no pensaba dedicarme a esto, no en centrarme en el Ayuntamiento. Ni se me ocurría pensar en ser alcalde", advierte. Ahora ha convertido la política en su profesión. "Lo bueno es que fuera de ella tendría un encaje laboral. No soy prisionero de esto. No tengo ese miedo al después", insiste. Y, ¿se ve alejado de ella? "Depende del día", responde. A veces piensa en las cosas que podría estar haciendo. "En caminos profesionales que me gustaría tomar", señala. Quizás pese lo que ocurra el 22-M.

De las cuestiones negativas menciona una: no dormir. Porque, sorprende, apenas duerme tres horas. "Te acuerdas de la gente, de sus problemas". Con todo, destaca el bagaje que le aporta la política: las experiencias, la gente que conoce, "nunca estaré suficientemente agradecido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios