2011 Elecciones Generales

"El PSOE se ha ganado a pulso el desprestigio social que tiene"

  • El líder de IU dice que se están poniendo las bases para que nazca una izquierda alternativa que acabe con el bipartidismo "y que tendrá su origen en Andalucía".

El único partido que puede poner en práctica políticas económicas radicalmente opuestas a las que propugnan PSOE y PP es Izquierda Unida. Éste es el mensaje que viene repitiendo constantemente su coordinador federal, Cayo Lara, que confía en que Andalucía aporte el 20-N un número importante de diputados izquierdistas (Sevilla, Málaga y Cádiz, son por este orden, los territorios con más opciones) pero, también, que permita el nacimiento de lo que él llama la izquierda alternativa.

-Tras los resultados que Izquierda Unida logró en 2008, con sólo dos diputados y menos de un millón de votos en toda España, se puede decir que tiene usted el listón por el suelo. Todo apunta a un auge de IU, pero ¿hasta dónde cree usted que llegará esa subida?

-Lo que cuenta siempre es la tendencia, que dice que en IU estamos haciendo las cosas bien, porque hemos acabado con las tensiones internas que no le preocupaban a la gente y nos hemos centrado en elaborar propuestas concretas para dar solución a tantos problemas sociales. Y llegamos al 20-N con una tendencia de crecimiento clarísima. El objetivo es volver a tener grupo parlamentario propio que seguro que tendrá una representación importante de Andalucía.

-¿Se conformaría IU con volver a contar con un diputado andaluz? ¿Cuáles son las provincias con más opciones de éxito?

-A priori no nos conformamos con nada. A día de hoy las urnas siguen vacías y, por tanto, no puede haber lugar para los triunfalismos. Pero estoy convencido de que después del 20-N Andalucía estará representada por un buen grupo de diputados de IU que defenderá a la izquierda andaluza y a sus trabajadores. Las provincias donde tenemos más opciones parecen ser Sevilla, Málaga y Cádiz, pero también hay otros territorios donde tenemos mucho que decir.

-¿El crecimiento de IU será directamente proporcional a la caída que se le presupone al PSOE?

-Estamos en unas elecciones en las que el PSOE se ha ganado a pulso el desprestigio social que tiene. Es un partido que está en caída libre y que sorprendentemente ha renunciando a disputarle al PP el Gobierno de este país. Eso es muy fuerte. Todas las políticas que ha venido aplicando Zapatero en el último año y medio no han venido sino a apuntillar todos sus desaciertos. Es cierto que la crisis financiera era de ámbito internacional, pero es que el Gobierno no ha tenido capacidad de reacción, no ha podido poner freno al desempleo, ha reformado la Constitución insultando al país porque ha supeditado la soberanía nacional a lo que digan Merkel y los mercados internacionales, y para colmo, ha aprobado el escudo antimisiles en la Base de Rota. Y todas estas medidas las habría aplicado el PP en el caso de haber gobernado. La verdad es que no veo diferencias.

-A su juicio, ¿cuándo dejó el PSOE de ser de izquierdas?

-En el momento en el que el Gobierno se entregó a las políticas neoliberales de la Unión Europea. En el periodo 2004-2008 el PSOE aplicó un programa socialdemócrata con medidas basadas en derechos y libertades que fueron apoyadas desde IU. Pero de repente Zapatero se convirtió en belicista, manteniéndonos en Afganistán y apoyando la invasión de Libia, nos supeditó a los intereses de EEUU y además en mayo de 2010 decidió entregar este país a los mercados. De ahí vino la reforma laboral, el tijeretazo, el pensionazo, es decir, toda la política desastrosa de ajuste duro que es la que se ha cargado definitivamente cualquier mínimo principio filosófico socialdemócrata que tuviera en su programa. Es que Zapatero se lo ha puesto muy fácil al PP. Y, para colmo, ha traicionado a la izquierda de este país negándose a reformar la Ley Electoral. Esto es muy grave porque con su decisión evitará que todos los votos de izquierdas de este país se conviertan en diputados, lo que supone un regalo más para el PP.

-¿Una mayoría absoluta de Rajoy sería un fracaso para IU?

-No, sería un fracaso para la sociedad española, porque las políticas económicas serían un calco de las que se están aplicando y porque, a la vista de lo que está sucediendo en las comunidades gobernadas por el PP, puede haber una tensión social importante por los recortes en sanidad y educación.

-Durante la etapa de Aznar (1996-2004) en España se creó empleo, ya fuera por la coyuntura o por la acción del Gobierno. ¿Por qué piensa que eso no puede repetirse ahora?

-Pues porque la coyuntura es radicalmente distinta. El PP creó empleo vendiendo las empresas públicas y además en una dinámica que coincidió con la bajada de los tipos de interés de la banca. Además, el PP decidió que toda España era urbanizable, hinchando la burbuja inmobiliaria que después explotó, y también trajo al país tres millones de inmigrantes para poder así abaratar los salarios. No creo que sean medidas para estar orgullosos.

-¿Cómo cree que pueden influir estas elecciones generales en las andaluzas de marzo?

-Todo va a depender del nivel de deterioro del país. Si el PP llega al Gobierno y si la evolución sigue siendo negativa, que es lo que me temo, la necesidad de cambio en Andalucía seguirá creciendo pero inclinándose hacia la izquierda. Lo que sí sé es que el PSOE no va a ganar las elecciones andaluzas, porque la gente ya no aguanta más, y que la propuesta de IU va a ir calando cada vez más.

-Si Arenas no amarra la mayoría absoluta, ¿puede usted asegurar al cien por cien que en Andalucía no sucederá lo mismo que en Extremadura?

-De darse ese caso, la decisión final sería de la dirección andaluza de IU, que sería soberana. Yo lo que puedo decir es que con el paso del tiempo se está demostrando que la decisión de IU en Extremadura ha sido un error histórico. Y también puedo decir que en este asunto la dirección andaluza compartió todos los criterios de la dirección federal. Pero, llegados a esa situación, igual habría que preguntarle al PSOE si le daría sus votos a IU para que fuera la izquierda alternativa la que impulsara en esta comunidad el cambio que tanto se está demandando.

-¿Y qué le lleva a a pensar que el PSOE-A pudiera llegar a plantearse siquiera esa posibilidad?

-Todo dependerá de las dimensiones del batacazo que se va a pegar el PSOE el 20-N. Porque si es muy grande, igual se produce un cisma entre las dos alas del Partido Socialista. Creo que se están poniendo las bases para el nacimiento de la izquierda alternativa. No sé si ese cambio lo vamos a ver a nivel general del Estado en las elecciones del 20-N, posiblemente no, pero sí pienso que ese cambio en la correlación de fuerzas, con una izquierda alternativa verdadera que acabe con el bipartidismo, tendrá su origen en Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios