2011 Elecciones Generales

Quince días de paro y recortes

  • Los dos grandes partidos de la provincia inician la campaña electoral convencidos de la victoria el 20-N · El PSOE confía en dar la vuelta a las encuestas y el PP abandera el cambio con "ilusión" y "esperanza"

Hace cuatro años, el mes de octubre dejaba 38.987 parados en la provincia; ayer, esa cifra subía hasta 58.201. Con el drama del paro acrecentado por la incertidumbre sobre el futuro económico, la campaña electoral de 2011 arranca con un leit motiv ineludible: el empleo, la palabra más pronunciada por los partidos en los últimos días, semanas y meses. Si en 2008 PSOE y PP hacían referencia a las potencialidades de la provincia y la necesidad de las infraestructuras en la apertura de campaña, ayer eran las promesas de batalla contra el desempleo (principal arma de los populares) y las alusiones a los recortes (el contraataque socialista) los primeros mensajes lanzados por los grandes partidos, aun con las infraestructuras también en los discursos. Un avance de lo que se escuchará hasta que el día 18 se cierre la campaña electoral.

La lucha en Huelva se sitúa en el quinto diputado nacional, el que podría pasar del PSOE al PP si se cumplen las encuestas que manejan los populares. Con ese objetivo en mente, ambos partidos traerán hasta la provincia a pesos pesados en los próximos quince días, empezando hoy por el presidente del Congreso, José Bono, y siguiendo con el ministro de Fomento, José Blanco, o en el lado popular ministrables como Miguel Arias Cañete o Cristóbal Montoro. Huelva se situará incluso por unas horas en el epicentro de la campaña nacional en el día de cierre: tanto Alfredo Pérez Rubalcaba como Mariano Rajoy realizarán una fugaz visita a la provincia antes de dirigirse a sus respectivos lugares de cierre de campaña.

Ayer, eran los cabezas de lista provinciales los encargados de realizar el tradicional acto de pegada de carteles, en el que ya no se pega cartel alguno. El PSOE lo hacía en el antiguo hospital de La Merced, sede ahora de la Universidad de Huelva. La elección de este emplazamiento histórico poco tuvo de casual. El secretario general de los socialistas onubenses, Mario Jiménez, dejó claro en su discurso que "fuimos nosotros los que cambiamos el sistema de salud y lo hicimos público, los que conseguimos una educación pública, los que logramos que Huelva tuviera una universidad".

Ambiente festivo en el patio mercedario. La lluvia respetó la apertura del fuego de la campaña y decenas de militantes arroparon a sus candidatos. La presidenta de la Diputación de Huelva y candidata al Senado por el PSOE, Petronila Guerrero, arengó en su enérgico discurso a todos los socialistas: "Vamos a recorrernos todos los rincones de esta provincia, vamos a salir de la crisis sin darnos ni un minuto de descanso". Apeló a la unidad para "dar la vuelta a las encuestas" y transformar un país que "debe tener como presidente en La Moncloa a Rubalcaba".

El cabeza de la lista del PSOE onubense al Congreso, Javier Barrero, basó su discurso en los logros obtenidos por los gobiernos socialistas a los largo de los últimos 30 años. "Nosotros hemos conseguidos todos los derechos -dependencia, pensiones, paridad, educación y salud pública, etcétera-, y no se recuerda a nadie del PP que haya garantizado derecho alguno", espetó. Finalmente, recordó que "somos el partido más fuerte de esta provincia, cuyos ciudadanos siempre se han fiado de nosotros; vamos a pelear para que nadie pueda decir que no hemos luchado en la calle".

Los populares desplegaron su inicio de campaña en la Casa Colón, donde al filo de la medianoche arrancaron su batalla particular para romper la tendencia más repetida: dos diputados frente a los tres del PSOE. El alcalde de la ciudad, Pedro Rodríguez, y el presidente del PP, Manuel Andrés González, abrieron un acto en el que los mensajes principales se visionaron en un vídeo institucional que resumió su eslogan: Súmate al cambio.

La cabeza de lista al Congreso, Fátima Báñez, pidió el voto a los onubenses para luchar contra "el paro y el parón en las infraestructuras". El cambio, según valoró durante su intervención, es "urgente" e "imprescindible" en Huelva y una "necesidad nacional".

Tras criticar la gestión de Zapatero y la actitud de "confrontación" con la que, a su juicio, ha planteado Rubalcaba la carrera hacia el 20-N, Báñez apostó por abanderar la creación de empleo en una provincia que, según los datos conocidos ayer, cuenta con 58.201 parados. Por contra, valoró la situación de la que gozaba Huelva en 2004, cuando "era una ciudad en marcha".

Este mismo argumento esgrimió el cabeza de lista al Senado, Matías Conde, que aseguró que los populares sí están "legitimados" para hablar de empleo. El popular, que fundamentó la importancia del 20-N en el hecho de que son un paso más hacia las Autonómicas, criticó "el daño que el PSOE ha ocasionado a Huelva", al llenar la provincia de falsas promesas para después darle la espalda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios