2011 Elecciones Generales

Villalobos afirma que el círculo se cerrará con Arenas en la Junta

  • El presidente del PP-A destaca el compromiso de Rajoy con Andalucía y recuerda que ha visitado más pueblos que "Griñán, Rubalcaba y Chaves juntos".

Aunque la cita con las urnas del próximo 20-N servirá para elegir al próximo presidente del Gobierno, no faltaron ayer en la cita de los populares los guiños constantes a los comicios autonómicos previstos para principios de 2012. Fueron muchos las alusiones a la necesidad de cambio también en Andalucía y muchas las voces que ensalzaron a Javier Arenas como próximo presidente de la Junta. Una de ellas fue la número 1 al Congreso de los Diputados por Málaga, Celia Villalobos, que en su habitual tono jovial, dejó claro que "el círculo" que se iniciará con la victoria de Mariano Rajoy en las generales "se cerrará" cuando Arenas alcance el Gobierno andaluz.

La también ex ministra de Sanidad, ejecutivo en el que coincidió con Rajoy como ministro, tuvo palabras de cariño para el presidente nacional de su partido, al que "se pudo ver como presidente del Gobierno" en el debate del pasado lunes y en un tono mucho más estridente, sentenció que de seguir Rubalcaba así, "será como si el Real Madrid le mete 27 a 0 al Barcelona".

"Todos tenemos derecho a tener esperanza y hoy la esperanza se llama Mariano Rajoy", dijo Villalobos. Guante que recogió Arenas para afirmar que tras el debate con Rubalcaba "la sociedad española se ha levantado con más esperanza que 24 horas antes". Insistiendo en este punto, señaló que la confrontación entre "el pasado y el futuro; la agresividad y la serenidad; el continuismo y el cambio; lo ganó el empleo, el futuro, el cambio y la serenidad, ganó Rajoy". Incluso confesó que antes del debate tenía la duda de quién iba a acudir por las filas socialistas. "No sabía si iría Alfredo, Felipe González, o le darían una oportunidad al joven Alfonso Guerra".

El dirigente andaluz ensalzó el compromiso de Rajoy con Andalucía, que "lleva en el corazón", y enumeró las ocasiones en las que ha visitado esta tierra. "Más de 140 pueblos ha visitado, más que Rubalcaba, Griñán y Chaves juntos", apuntó.

Tuvo también palabras para destacar el papel que Málaga jugará en los comicios generales y autonómicos próximos, una provincia con la que están "en deuda" los Gobiernos central y autonómico. Su apuesta por este territorio fue tal que, como ya hiciera hace algunos años el actual mandatario andaluz, el socialista José Antonio Griñán, anunció que cuando sea elegido tendrá un despacho en la capital de la Costa del Sol. Y, dirigiéndose al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, abundó en su compromiso con el tercer hospital y la solución al río Guadalmedina.

Precisamente, De la Torre, en calidad de candidato al Senado, explicó por qué aspira a ocupar un escaño en la Cámara Alta. "Llevaré la voz de los ayuntamientos; quiero estar en el Senado para que se haga justicia con los ayuntamientos", dijo. Por su parte, el presidente provincial del PP, Elías Bendodo, al que Rajoy auguró "un gran futuro político", aseguró que Málaga "no va a defraudar, va a saber estar a la altura y se va a sumar con más fuerza al cambio que necesita España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios