2011 Elecciones Generales

"No es una campaña del miedo porque el lobo del PP ya está aquí"

  • Los recortes que están aplicando los populares en las comunidades que gobiernan son para Valenciano una gran baza electoral del PSOE para llevar a Rubalcaba a La Moncloa

Elena Valenciano (Madrid, 1960) tiene la responsabilidad de dirigir la campaña más difícil del PSOE: con las encuestas en contra y un voto socialista desmovilizado. Quedan quince días para recuperarlo y sumar al indeciso en un pulso que ve difícil pero no imposible. Aparte del esfuerzo del partido y, sobre todo, del candidato Alfredo Pérez Rubalcaba, otra baza electoral, tal vez la mejor, es la que brinda el PP allí donde gobierna.

-El espírítu de Dos Hermanas resucita mañana. Y lo hace con el tándem Felipe González y Alfonso Guerra, a quienes no se veía juntos desde 1996.

-Ése es el espíritu de Dos Hermanas. El espíritu del triunfo del socialismo andaluz y español. Queremos demostrar que vamos con todo, porque sabemos que el momento es decisivo. Estas elecciones son tan importantes como las de 1977, Felipe González y Guerra son dos referentes imprescindibles del socialismo y vuelven a estar juntos para apoyar a Rubalcaba.

-El PP también quiere correr en ese velódromo.

-Es normal. Necesitan dar un vuelco en Andalucía. Se están dedicando en cuerpo y alma a tratar de corregir su discurso con esta comunidad. Pero de vez en cuanto se les sigue yendo el patín. Lo intentan, pero no tienen el espíritu de Dos Hermanas ni el currículum del PSOE.

-La tensión electoral es alta, pero la gente sigue desconectada.

-Los políticos estamos en campaña desde julio, pero la ciudadanía no. Está preocupada por el momento que vive. El pistoletazo de salida acaba de darse y por eso empezamos con mucha fuerza este fin de semana en Valencia y Dos Hermanas, para un arranque en el que todo el mundo, dentro y fuera del PSOE, sepa que vamos a por todo.

-La clave del empleo. ¿Qué resortes para convencer a cinco millones de parados, un millón largo de ellos andaluces?

-Hay medidas a medio y largo plazo, otras a corto, y la más importante y lo primero es mantener la cobertura al desempleo. Algo que nosotros garantizamos, como hemos hecho durante toda la crisis, sin cuestionar jamás la posibilidad de no hacerlo. El PP ya lo está cuestionando. Rajoy ha dicho que habrá que tocarlo porque es un "agujero" enorme. Nuestra propuesta: cobertura al desempleo, políticas activas, innovación, formación, austeridad y dinamización de la economía desde lo público.

-Salvo el primer y el último punto, lo demás también lo dice el PP.

-No. Tiene un programa de una ambigüedad calculadísima y en el que no salen las cuentas. Lo único claro que dice Rajoy es que va a reducir la presión fiscal sobre las rentas del capital, por tanto, va a tener menos ingresos, pero asegura que va a cumplir con el objetivo del déficit, que significa que tiene que rebajar 15.000 millones , y que no va a tocar la educación y la sanidad. Entonces, ¿qué va a tocar? Nos tememos que la gran coartada de la crisis y de la austeridad es que acaben recortando el gasto en empleo, y también en sanidad y educación. El proyecto de país está en los presupuestos. Griñán lo ha demostrado con su radiografía de lo que quiere que sea Andalucía. Es negro sobre blanco, aquí no hay ningún peligro mientras gobierne Griñán de que los niños no tengan una educación pública de calidad tengan la renta que tengan sus padres. Lo mismo pasa con la sanidad andaluza, que es modelo para todo el país. Griñán demuestra que hay otra forma de combatir la crisis y otros optan por engañar, porque no presentar los presupuestos es no dar la cara. Y en las comunidades del PP no lo hacen para que no se les vea más el plumero.

-Se lo han puesto en bandeja. No hace falta programa. Basta con plantear un modelo Griñán versus modelo Aguirre.

-Absolutamente. Rubalcaba dice en los mítines cuál es el menú: hay que elegir entre una sanidad a la andaluza o una sanidad a la madrileña, una educación a a la andaluza o una educación a la valenciana.

-Entonces es una campaña del miedo, de que viene el lobo.

-El lobo ya ha venido. Lo hemos visto en Castilla-La Mancha, Valencia, Galicia y en Madrid. Con crisis la derecha puede ser letal. Cuando crecíamos al 2%, ordenó el decretazo y no subió las pensiones.

-¿Cómo va a llevar a su terreno a los indecisos?

-Escuchando, reconociendo que se han cometido errores, pero resaltando que nos jugamos mucho el 20-N. La derecha jamás se ha comprometido con el bienestar colectivo. Nunca. La derecha lo que ha reformado es la Ley del Suelo que ha servicio para dar alas a la burbuja inmobiliaria. El partido de las libertades, de los derechos, de los servicios públicos y el que dio la vuelta a Andalucía como un calcetín ha sido el PSOE, no el PP. Contra la crisis hace falta el PSOE, no los conservadores que son los que nos han llevado a esta situación en toda Europa. Para salir de ella hay dos caminos: si queremos valor y compromiso, Rubalcaba, y luego está Rajoy. No sabemos cuál es su prioridad y nos tememos lo peor.

-Es la primera campaña que se disputa en las redes sociales. Pero la brecha digital existe. A pie de colegio y de ambulatorio, el PSOE-A se ha movilizado para presentar esos dos menús.

-Cuando me enteré, le mandé un mensaje de enhorabuena a la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz. Hay gente que no está en las redes sociales y pisar la calle y el cara a cara no se puede perder. Soy partidaria de las dos cosas y me gustó la iniciativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios