2015 Elecciones Generales

Garzón exige un plan combativo contra la violencia de género

  • Arremete contra C's por plantear abolir las penas específicas a los agresores machistas, una iniciativa "reaccionaria" y "aberrante"

La lacra de la violencia de género fue uno de los asuntos prioritarios a los que dedicó buena parte de su discurso el candidato de IU, Alberto Garzón, quien exige un plan de la Administración que combata "con la radicalidad que se merece" este mal y no haya que condenar casi a diario, como ayer mismo, el asesinato de mujeres.

El dirigente malagueño expuso ayer su proyecto en un acto dedicado a la igualdad y al feminismo celebrado en la sala Ecooo del barrio de Lavapiés, donde aprovechó para atacar a Ciudadanos (C's) por plantear en su programa la eliminación de las penas específicas por violencia de género, una iniciativa "absolutamente reaccionaria" y "aberrante".

"Cuestionar la discriminación positiva es una propuesta absolutamente reaccionaria porque es volver hacia atrás en un Estado donde se entendía la desigualdad de género como algo natural", avisó.

Frente a esto, respondió Garzón con las propuestas en materia de igualdad que incluye el programa con el que se presenta a las elecciones y que, entre otras materias, rechaza la custodia compartida "impuesta". A su juicio, los jueces sólo deben optar por esta fórmula cuando haya acuerdo entre las partes para evitar que los niños se conviertan en "un mecanismo para enfrentarlos a las mujeres".

No sólo es la violencia machista la que "maltrata" a las mujeres, advirtió, también la sexual, la económica, la salarial y la psicológica, aspectos que cree que deben estar igualmente incluidos en la Ley de Violencia de Género. Y de la misma manera, dijo, hay que "caminar hacia una educación en igualdad" y proscribir la cultura del "patriarcado", subrayó el candidato.

También el líder de la formación de izquierda defendió que el voto "más útil" es el que apoya a un partido del que conoce lo que va a votar y con quién puede pactar acuerdos después del 20-D. Ése es el caso de Izquierda Unida, y no del resto de aspirantes, recalcó, que "andan cambiando cada semana sus principios", como, por ejemplo, Podemos y el PSOE, que en los últimos meses "están haciendo un ejercicio de moderación de sus propuestas para dirigirse al centro".

Han dejado de lado los postulados de la izquierda, denunció, para entrar en un "juego tacticista", como también están haciendo PP y C's, señaló.

Garzón se dejó libre la tarde de ayer para preparar el debate "a nueve" en TVE, el único al que ha sido invitado en esta campaña, "un ninguneo" que solivianta mucho al candidato no tanto por Izquierda Unida, dijo, sino porque se está impidiendo que la ciudadanía conozca todas las posibilidades que existen para poder "informarse adecuadamente antes de votar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios