DEUDAS PENDIENTES

Pasto y motocross en Las Aletas

  • El proyecto del que iba a ser el tercer parque tecnológico de Andalucía empezó a materializarse en el año 2007 En 2015 se llama Nuevas Aletas, pero lo que sigue habiendo son vacas

HECHOS: Una vaca gigante blanca como el Copito de Nieve, blanca como un oso, me observa con cara de malas pulgas en el cuadro que marca el sostén de un cartel. El cartel les ha salido bueno. Lleva aquí cerca de ocho años y aunque está tan desteñido, de un desteñido verdoso, que a duras penas se puede leer que aquí se van a gastar más de cinco millones de euros en aplanar el terreno y elevarlo y que no tardarán más de siete meses en hacerlo, el esqueleto es firme. Incluso si la vaca y yo nos fijamos bien podríamos intuir cómo se iba a urbanizar y fragmentar todo este terreno que mira a la Bahía. Un terreno inmenso, 527 hectáreas, 527 campos de fútbol, como se suele decir, donde podría caber una empresa por cada campo de fútbol. Sí, es bonito, según quien lo mire -a los ecologistas nunca les ha hecho ni pizca de gracia-, esa posibilidad que intuimos la vaca y yo. Pero qué es lo que hay en realidad. Un incipiente vertedero que se abona con cascos de cerveza de litro y que ha atraído basura más sofisticada. También hay una pista de motocross muy chula. Pista de motocross de autoconstrucción. Los domingos berrean aquí las motos de cross y de tanto tiempo ocioso el terreno se ha conseguido un trazado de emociones fuertes en giros y saltos. También hay... vacas. Vacas pastando. Más o menos son los hechos del día.

Dichos: Febrero de 2015. Soraya Sáenz de Santamaría cursa visita en su condición de vicepresidenta gubernamental y, por tanto, figura principal del denominado Consorcio de Las Aletas, que sigue manteniendo cuatro trabajadores, los cuatro empleos que dan estas 527 hectáreas de nada. La vicepresidenta lee lo que le han escrito sus servicios de prensa. Aquí se crearán 18.000 puestos de trabajo. Continúa su servicio de prensa: "Una vez más, el Gobierno de la nación cumple su palabra y facilita el desarrollo industrial, económico y de empleo que tanto necesita esta provincia. Con estos hechos -N. del R.: ya les he contado los hechos a día de hoy- y realidades se pone de manifiesto que el Gobierno del PP cree en la provincia, en sus potencialidades y que apuesta por el sector industrial de la provincia como eje de desarrollo. Después de 15 años de retrasos y vaivenes judiciales, el proyecto Nueva Aletas ve la luz con todas las garantías para su desarrollo".

De modo que Las Aletas se llama ahora Nueva Aletas, sin haber llegado a existir nunca el Viejo Aletas. Hay una foto que encuentro mirando hemeroteca. Es una foto de gente muy feliz. Veo a unos cuantos imputados, no es necesario decir quiénes. En una carpa celebran el inicio de las obras en el futuro polígono industrial de Las Aletas (Viejas Aletas), llamado a ser el tercer parque tecnológico más importante de Andalucía. Por los integrantes de la alegre foto ha pasado una eternidad, los tiempos han cambiado mucho. Es una foto de 2007. Calculen.

Las Aletas como germen nace en la cabeza del que fue alcalde de Puerto Real de Izquierda Unida, José Antonio Barroso, a principios de siglo. Gran idea, pensaron en la Junta y fue el ex consejero de Trabajo, Antonio Fernández, el que lo impulsa después de que Delphi eche el cerrojo y todos nos llevemos las manos a la cabeza. También es 2007. Fernández habla de que la Junta va a traer muchas empresas. El Gobierno de la nación -son años de zapaterismo en su primera legislatura- se suma a este indudable nicho de empleo. La Bahía no tiene de qué preocuparse.

Es más. Hay un proyecto complementario. Escuchen porque no cuesta mucho dinero, 20 milloncejos. Se pensó que se podía enlzar el puerto de Cádiz con Las Aletas a través de una vía férrea que nacería en el muelle de La Cabezuela. Eh, a eso le llamamos logística. 527 empresas, por decir algo, enviando su mercancía a los barcos a través de 4,8 kilómetros de vía. Desde entonces, en los Presupuestos del Estado el tren de La Cabezuela es el Guadiana, aparece y desaparece con partidas minúsculas que se supone que no se gastan porque no hay ni un metro de vfa. Sí se ha encontrado algo de dinerillo para desmantelar la antigua vía férrea de Matagorda, que corría paralela al polígono del Trocadero, donde veo que ha cerrado una empresa de formación en aeronáutica. De esas vías sólo queda un minitramo que se encuentra dentro de las vallas reventadas del fantasma de Delphi. El fotógrafo dispara una foto sobre la poesía de la desolación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios