2015 Elecciones Generales

Rajoy parte con una victoria apurada abocado a un pacto

  • El CIS deja al PSOE de Pedro Sánchez con el peor resultado de la democracia Albert Rivera amenaza el segundo puesto de los socialistas, a sólo 1,8 puntos Podemos remonta, y sería el primero en Cataluña y segundo en Euskadi

RAJOY gana, pero mal, insuficiente aún; Pedro Sánchez obtiene el peor resultado de la historia democrática, con 20 diputados menos de los que obtuvo Alfredo Pérez Rubalcaba y con Albert Rivera pisándole los pies. Una debacle con consecuencias, los naranjas superarían a los socialistas en Madrid, donde Zaida Cantera, la teniente que fichó Sánchez, se quedaría fuera del Congreso. Y es la sexta. Pablo Iglesias, al mando del partido que ha sido la revelación hasta ahora, puede obtener hasta 49, y sería el primero en Cataluña y el segundo en el País Vasco, donde ganaría Bildu. Si a alguien le quedaba alguna duda de la incertidumbre con la que abre la campaña que se inició anoche, el sondeo del CIS habrá venido a aclarárselo. La encuesta más completa de las que se hace en el país, con 17.452 entrevistas, dibuja un panorama en el que Mariano Rajoy (de 120 a 128 diputados) necesitaría el apoyo de Ciudadanos (63-66 escaños) para gobernar. La mayoría absoluta está en los 176 diputados. Los socialistas se quedarían con una horquilla que va de los 77 a los 89 escaños, con lo que no podrían sumar con los naranjas como alternativa. Podemos alcanza los 49 diputados, 12 de ellos en Cataluña, donde superaría tanto a ERC como a la marca de Convergència -Democràcia i Llibertat-. Un resultado de estas características supondría un terremoto en Cataluña y casi el final de la aventura independentista de Artur Mas, que quedaría por detrás de Podemos y empatado con Ciudadanos.

Podemos se presenta en Cataluña, Galicia y Valencia en coalición y con nombre distinto, y en estas tres comunidades obtiene más de cinco escaños, por lo que podría formar cuatro grupos parlamentarios distintos.

Estos resultados del CIS llevan a los partidos a la campaña más apurada de la historia reciente. Fuentes del PP explicaron que necesitan llegar al 30% de apoyos para pensar en una victoria holgada. El CIS le concede un 28,6%, claramente insuficiente para plantear una alianza desde una posición cómoda. El trabajo de campo del sondeo finalizó a mediados de noviembre, por lo que es posible que ya se hayan producido cambios. Hay que tener en cuenta que un 41,6% de los que asegura que va a votar aún no ha decidido el color de la papeleta.

Los aspirantes inauguraron la campaña anoche en Madrid, a excepción de Podemos, que se fue a Villaralbo, un pequeño pueblo cercano a Zamora. Pablo Iglesias sostuvo que el partido morado ha comenzado la remontada y Albert Rivera calificó la posición de su partido de empate técnico con el PSOE, ya que se sitúa a 1,8 puntos. Los socialistas obtienen el 20,8% de los apoyos, mientras que Ciudadanos está en el 19%. Este resultado supondría tal hundimiento para el PSOE que dejaría a Pedro Sánchez en una posición insoportable. No habría salvación. Probablemente, todo lo que sea por debajo de los 100 diputados llevaría a un congreso extraordinario en el que todas las miradas apuntarían a la presidenta andaluza, Susana Díaz, como próxima secretaria general de la formación. El partido naranja obtendrían 10 escaños en Madrid, a cuatro del PP y cinco más que el PSOE, que quedaría relegado a una cuarta posición en una de las tres comunidades más importantes del país. Los socialistas sólo ganarían en Andalucía y Extremadura.

El CIS pinta a un PSOE perdido en dos de sus mejores plazas, Cataluña y el País Vasco, donde sólo ganarían un diputado por Vizcaya y otro por Guipúzcoa. No obtendrían el escaño de Álava, y esto es lo más grave, porque los socialistas comenzarían a desaparecer de parte del territorio español al no alcanzar representación por Álava, Ávila, Soria y Lérida. Esto no ha ocurrido nunca, los socialistas estarían a punto de perder la posición que se ganaron desde la Transición con Felipe González al mando.

La presidenta Susana Díaz realizó unas declaraciones en las que subrayó el resultado andaluz, lo que ya indica la difícil situación en la que se encuentra su partido: "Estoy peleando en Andalucía para ayudar mucho en España, ya que cuanto mejor sea el resultado aquí mejor vamos a ayudar al PSOE para a su vez ayudar a España". El PSOE ganaría las elecciones en la comunidad, con una horquilla de 23 a 24 escaños, lo que supondría perder dos respecto a las elecciones de 2011, y quedaría lejos del PP, que con una oscilación entre 19 y 21 escaños se dejaría 12 diputados en el camino. Ciudadanos lograría sobrepasar a Podemos en Andalucía, obtendría entre 13 y 12 diputados, mientras Izquierda Unida sólo conservaría el de Sevilla. Perdería el de Málaga, provincia de la que es originario el candidato Alberto Garzón, aunque éste se presenta por Madrid. IU no llegaría a los cinco escaños necesarios para formar un grupo parlamentario.

Detrás de los cuatro partidos de ámbito nacional, se situaría Democracia y Libertad, con nueve escaños, y Bildu, con otros tantos, seguido de ERC, con siete. El PNV sacaría cinco puestos y Coalición Canaria, uno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios