2015 Elecciones Generales

Sánchez acusa al PP de manipular el CIS a su favor

  • El candidato socialista asegura que tiene decididas las medidas que tomará en sus cinco primeros consejos de ministros

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia, Pedro Sánchez, aseguró ayer que los socialistas tienen que ganar al partido, en referencia al PP, que "lo ha manipulado todo, desde la justicia, la Agencia Tributaria y hoy las encuestas del CIS". En un mitin ofrecido en el teatro municipal de Tomelloso, ante unas 700 personas, Sánchez propuso al auditorio dar a los populares "una lección de verdad, ganando las elecciones" del 20 de diciembre.

Antes de partir de dirección a Getafe, donde protagonizó el tradicional acto de la pegada de carteles, Sánchez, explicó que es "evidente que la gente quiere cambio", pero lamentó que "si ese cambio al final se desgrana y divide, no prosperará" y por ello insistió en que "hay que apoyar al PSOE, para que gane la mayoría".

El candidato socialista denunció que los nuevos partidos políticos "son viejos conocidos" porque "si apoyan la reforma laboral del PP, el copago farmacéutico y están en contra de las cuotas entre hombres y mujeres, aunque tengan 30 años menos", son "la misma derecha que el PP", declaró en alusión a Ciudadanos y a su líder, Albert Rivera.

"El único partido que puede ganar a las derechas de Mariano Rajoy y de Rivera es el PSOE. Y lo vamos a hacer con propuestas y con proyectos, explicando las soluciones de los principales problemas que tiene la sociedad española", señaló Sánchez, para después sostener que estas soluciones "no solamente van a ser para los próximos cuatro años, sino para generaciones futuras".

Durante su intervención, Pedro Sánchez dijo que no está solo, sino que tiene "mucha gente detrás y un partido con mucha historia" y por ello quiso "reivindicar lo que representa el PSOE", que es la "cadena de solidaridad" que representa la socialdemocracia en Europa.

Según Sánchez, el Gobierno central encabezado por Mariano Rajoy es el "rey del eufemismo", puesto que "a los recortes los han llamado austeridad; a la reforma laboral, flexibilidad; a la emigración económica de los jóvenes, movilidad exterior; a la subida de impuestos de la clase media, recargo temporal de solidaridad y a la amnistía fiscal, regularización de activos ocultos".

También recordó su compromiso de que el salario mínimo interprofesional suba hasta los mil euros en un horizonte de ocho años, además de implantar una "fiscalidad más justa" y crear un millón de plazas para estudiar FP en cuatro años. Y anunció que tiene previstos los acuerdos que tomará en los primeros cinco consejos de ministros que presida.

Así, en el primero se aprobará un plan de industrialización, se derogará la reforma laboral y se aprobará un nuevo estatuto de los trabajadores. En el segundo, pondrá en marcha un "gran pacto por la educación". El tercero será el reservado para conseguir un pacto contra la violencia de género y en el cuarto, se comprometió a crear una aportación vital para 700.000 familias que no tienen ingresos para evitar la pobreza infantil. Por último, en el quinto consejo de ministros Sánchez pretende convocar a las fuerzas políticas para la reforma constitucional y blindar los derechos sociales de los ciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios