2015 Elecciones Generales

Del batiburrillo al cóctel

  • El PP vuelve al mensaje de las municipales y se reivindica frente a la unión del resto de partidos en un pacto "contra" los populares Jornada gastronómica del polvorón al arroz

LAS alarmas han sonado. El ofrecimiento del líder del PSOE, Pedro Sánchez, a Ciudadanos y Podemos para crear un frente contra el PP ha hecho que los populares recuerden sus peores pesadillas vividas tras el pasado 22 de mayo, cuando la pérdida de las mayorías absolutas los dejaron sin gobernar en muchos municipios entre los que se encuentra quizá el caso más doloroso, el de la capital. Las alarmas se han encendido y ha vuelto el mensaje que se oyó una y otra vez en durante el mes de mayo: o el PP o "un batiburrillo de partidos". El ahora candidato al Congreso, José Antonio Nieto, o el parlamentario Miguel Ángel Torrico fueron algunos de los que usaron sin descanso esa frase con el objetivo de movilizar a su electorado, pero no obtuvieron los resultados esperados. Ayer fue la secretaria general del PP en Andalucía, Loles López, quien avisó en Córdoba y acompañada de Nieto que, frente al PP, la otra opción es "un cóctel de partidos" en el que los "nuevos" apoyarían al PSOE, el partido que "ha arruinado a España las dos ocasiones que ha gobernado". Del batiburrillo al cóctel, un nuevo término con la intención quizá de hacer el mensaje más efectivo y que no se repita el 20 de diciembre la situación que se vivió en algunos ayuntamientos de la provincia. Los populares todavía no se han recompuesto del varapalo de las municipales para volver a pasar por eso y el mensaje vuelve a sonar con más fuerza que nunca y así seguirá hasta el final de campaña.

Y de cóctel en cóctel -gastronómicamente hablando- se pasearon ayer los candidatos al Congreso por los diferentes partidos y hasta la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que se desplazó hasta la localidad cordobesa de Rute para darse un baño de multitudes en el Belén de chocolate de Galleros Artesanos y el Museo del Anís. Porque por mucho que haya campaña no hay que olvidar las fechas navideñas y la tradición manda. Díaz repartió besos y abrazos y, aunque fue de visita institucional para saludar al alcalde de Rute, Antonio Ruiz, aprovechó para lanzar su mensaje electoral y pedir el apoyo al PSOE el domingo 20.

La presidenta recomendó que "todo el que se sienta progresista" que entienda que "hay dos maneras de votar a Rajoy", como son "echando su papeleta o repartiendo el voto". Díaz reclamó un "compromiso colectivo" para "dar un cambio de rumbo al país".

En modo Navidad lleva también la candidatura del PP desde el pasado viernes, repartiendo polvorones de paseo en paseo electoral. Ayer dieron de desayunar a más de uno que agradeció los dulces de los populares.

Menos navideño, pero muy cordobés, los de Ciudadanos optaron ayer por el tradicional perol, aunque en modo pijo. Y es que los candidatos no se pusieron a cocinar, sino que se fueron a un restaurante de Noreña y allí empezaron a sacar platos de arroz y refrescos para todo el mundo.

Y qué sería de una campaña electoral sin uno de los escenario estrella: los mercadillos. Los candidatos al Congreso por el PSOE María Jesús Serrano y Antonio Hurtado se fueron a la Fuensanta mientras que la aspirante de Unidad Popular, Antonia Parrado, se fue con el coordinador provincial de IU, Pedro García, a dar un paseo por los puestos de Villarrubia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios