2015 Elecciones Generales

¿Quién te manda meterte a sociólogo?

  • La encuesta del CIS desata la tradicional ristra de excusas y acusaciones

LA campaña electoral más reñida de los últimos tiempos en España arrancó anoche prologada por una encuesta del CIS. El Centro de Investigaciones Sociológicas tuvo la osadía de presentar su previsión de resultados para el 20-D a mediodía y, como era de prever, nadie quedó contento. Ni siquiera en los tiempos de la nueva política -o al menos eso dicen- los sociólogos de referencia quedaron exentos de recibir su parte de críticas por todos lados. Ya se sabe que nunca llueve a gusto de todos, pero cuando se trata de hablar de sondeos de intención de voto lo único claro es que el chaparrón les cae a quienes realizan su labor. Es curioso esto, porque uno de los escasos momentos en los que se puede encontrar un acuerdo general entre los partidos en las campañas es cuando toca declarar que el CIS no es tan bueno como lo pintan.

Quizás el que mejor expresó ayer lo que piensan los partidos del centro investigador fue Sergio Pascual, secretario de Organización de Podemos, quien, tras señalar por supuesto que ellos van a ser la "gran sorpresa", afirmó sin dudas que hoy en día "ser sociólogo es una profesión de riesgo". Mucho debe saber el podemita de esto, toda vez que si hay un ave común en su formación es la de los sociólogos. Haga usted la prueba, busque en los currículos morados la procedencia de sus cargos y topará con una gran cantidad de expertos en la ciencia que se encarga de estudiar por qué usted compra lo que compra, lee lo que lee o va al baño cuando va al baño. Porque, que le quede claro, usted no tiene ni idea de por qué lo hace. Para que luego digan que es una carrera sin salidas.

En el resto del patio la cosa tampoco es mucho más inteligente. El vicesecretario de Organización del PP, Antonio Fernández Maíllo, quiso matizar el sondeo afirmando que hay mucha gente que "esconde" su voto. Manera sutil de decir que entre los populares la cosa no ha gustado demasiado por mucho que digan desde la oposición que ellos mangonean los resultados. No se quedó atrás Patxi López, el ex lehendakari vasco, quien tiró del tradicional "hay muchas encuestas que salen casi a diario" para poner la venda al desastre socialista antes de señalar que "no me cuadra que el país se defina de izquierdas y luego ganen dos partidos de derechas como Ciudadanos y el PP". Gran pego éste que tiene pinta de doler mucho la noche de autos del 20-D.

El único feliz con la historia era ayer Juan Marín, el líder de Ciudadanos en Andalucía (si es que en el partido naranja hay alguien que ose ser jefe además del Jefe). Los chicos del hombre que posó desnudo ven la cosa en "empate técnico" y se declaran dispuestos a "pelear" hasta el último momento. No hay nada como que te veas guapo en el espejo y encima te lo digan todos por la calle.

Visto esto, uno cree que los sociólogos del CIS debieron irse ayer de comida de Navidad, acostumbrados como están a recibir estopa cada vez que terminan su trabajo. Que entre risas y brindis seguro que se lleva mucho mejor la respuesta a por qué les dio por meterse a sociólogos. Que alguno seguro que podría decir "anda que tú, ¿que te metiste a político?".

bustamante

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios