2015 Elecciones Generales

La reforma naranja de Albert Rivera

  • El líder de C's cree que España necesita más que "una mano de pintura"

Alfonso Guerra dijo que iba a dejar España irreconocible -aunque de una forma más castiza- y tres décadas después Albert Rivera está dispuesto a ponerse el traje de faena para seguir los pasos del histórico dirigente socialista, ausente en estas elecciones por primera vez desde que España vive en democracia. El líder de Ciudadanos dijo ayer que "España no necesita una manita de pintura, necesita un permiso de reformas". Según Rivera, al país hay que "reformarlo, no romperlo" para después afirmar que no se puede "desdibujar ni romper la igualdad de los españoles para que esté contento Artur Mas".

El candidato del partido naranja participó ayer en un acto de precampaña en Santa Cruz de Tenerife, donde subrayó que su intención no es "pedir cambios", sino "hacer los cambios" que no se pueden reclamar a los viejos partidos, a los que sólo se les puede "pedir paso". El objetivo de Ciudadanos, aseguró su presidente, no es ganar las elecciones, sino cambiar España para abrir una nueva era política en un país "en el que la gente está perdiendo el miedo". Y este cambio se hace más fácil desde el centro político que desde "la vieja izquierda y la vieja derecha", que sólo plantean "tapar con pintura roja o azul las goteras y los descorches de la casa", adviritió

Además, Rivera se mostró partidario de gobernar "incluso para quienes se quieren separar del país, porque el nuevo centro político no puede dejar a nadie en la cuneta", ya aseguró que no piensa "quemar los puentes, aunque pongan anzuelos para picar".

Además, afirmó que es "poco partidario de prometer cosas" al contrario que los candidatos del PP y del PSOE, que realmente de lo que hablan es, a su juicio, de "derogar" lo que ha hecho el otro y, mientras tanto, "la casa sin barrer", aunque luego "hacen pactos de Estado para tapar la corrupción y politizar la Justicia". España, dijo Albert Rivera, no necesita quitar al Gobierno ni quitar a Rajoy como un fin en sí mismo, sino empezar un nuevo proyecto "en común" y por eso, ha asegurado, el resto de partidos "están tan nerviosos con Ciudadanos". "Quiero pensar más en España que en las urnas, porque al que sólo haga esto último los españoles le van a decir basta, ya ha habido bastante promesas incumplidas", sentenció Rivera

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios