Alfredo Relaño | Periodista "Los informáticos han sido peligrosos, vendedores de crecepelo del Oeste"

"Los informáticos han sido peligrosos, vendedores de crecepelo del Oeste" "Los informáticos han sido peligrosos, vendedores de crecepelo del Oeste"

"Los informáticos han sido peligrosos, vendedores de crecepelo del Oeste" / juan carlos muñoz

Aprendió francés con Tintín y le entró el gusanillo por el oficio de periodista aunque “este reporter nunca estaba en una redacción o en una emisora”. Alfredo Relaño (Madrid, 1951) se acaba de retirar de la primera línea tras más de un tercio de su vida dirigiendo As. Será presidente de honor: “Dejaré la chaqueta colgada como hacen en la NBA con las camisetas de sus jugadores”. No supera a Santi Nolla –más de 25 al frente de Mundo Deportivo–, pero que le quiten lo bailao. Un señor que ha hecho un carrerón en Prisa (El País, Canal Plus y As) pero que empezó en Marca. Cosas del destino.

-¿Qué futuro vislumbra al As tras el relañato?

-Muy bueno por la estrategia digital: Sudamérica, norte de África, queremos ir a China... Se compensa la caída en los quioscos, aunque el papel sigue siendo el mascarón de proa de los medios y aún da dinero. El futuro promete porque el deporte español es muy bueno.

"José María García levantó una bandera de rebeldía pero luego abusó de su posición e impuso el miedo"

-¿Cuántas portadas le ha hecho levantar Messi?

-Ninguna, incluso le damos algunas pese a ser un periódico tan del Madrid. La que más me costó fue la del día de Ovrebo [árbitro del Chelsea-Barcelona de la vuelta de las semifinales de Champions de 2009]. Fue Iniesta hizo el milagro, pero el As está lleno de madridistas, empezando por mí, y querían atraco, robo... Esas portadas nunca las he hecho.

-¿Le queda el sinsabor de no dar el sorpasso al Marca?

-Un poco, pero hace tiempo que estamos a 15.000 ejemplares. Cuando empecé estábamos en 90.000 y el Marca en 500.000. Mi récord está en 233.000 cuando ellos tenían 300.000. Ahora es algo menos de la mitad.

-Di Stéfano, Rubalcaba, Relaño… ¿A los alfredos se les ven los colores?

-Yo soy del Madrid, desde luego, pero Di Stéfano era de River, lo traía de cuna.

-As ha batallado contra Florentino Pérez. ¿Lo invitará a alguna despedida?

-No, ni él iría. No resiste la crítica, está muy malacostumbrado a que todo salga como dispone. Se confunde él mismo con el Madrid. Ha tratado de poner un cordón sanitario, pero la gente del club se salta el veto.

-¿El clic está acabando con el periodismo?

-Acabando no, pero ha sido una enfermedad que tratamos de curar: ir tan deprisa, quién es el primero y ver qué chorrada pongo... Ahí hemos caído todos. El periodismo tiene que funcionar con credibilidad y arriesgarla por la rapidez es lo peor. Ya nadie sabe quién es el primero en dar una noticia.

-Los contables tomaron el control en los diarios, ¿es la hora de los informáticos?

-Los contables no tomaron tanto. Los informáticos han sido peligrosos, un mundo de camelistas y vendedores de crecepelo del Oeste. Hubo ese peligro y se tiró un dinero escandaloso. Los informáticos son para echarse a temblar.

-Entrevistó a Maradona por Valdano a horas de la final del Mundial 86. ¿Se le disparó el corazón?

-Sí, fui a la concentración argentina y llamé a Valdano. Le dije que quería entrevistarlo a él y a Maradona, pero con tanta prensa era imposible. "Si quieres, te llama Diego", me dijo. Sonó el teléfono de la habitación: "Hola, soy Diego...". Peridis me honró con un dibujito que me hizo muy feliz.

-¿Qué exclusiva guardó en el cajón?

-Ninguna. Vivimos de eso.

-Fue muy feliz de delegado en Andalucía de El País.

-Estaba en Sevilla, pero mi responsabilidad era toda Andalucía. Me escapaba a ver al Madrid en la Copa de Europa. La remontada al Anderlecht fue apoteósica. Mandaba por la mañana cosas para hacer ruido, cogía el coche para Madrid y al acabar el partido, para atrás. Iba cagado por si descarrilaba un tren en Jaén...

-Paco Correal dice que usted le dio un beso al marcar Malta en el Villamarín.

-Fue tan extravagante que me dio una especie de sorpresa fugaz. ¡Había que meter 11 goles! Le di un beso como diciendo: "¡Qué cosa tan loca estamos viendo!".

-Modernizó el fútbol y los toros en Canal Plus.

-La primera televisión de pago obligaba a una búsqueda permanente de la excelencia. Todo cuidado: el lenguaje, la ropa. Avanzamos más en los toros, estaban como en la tele de los 60.

-"Si sigues aprendiendo español, te echamos". ¿Se asustó Michael Robinson?

-Fue una broma de Juan Cueto. Tenía gracia lo mal que hablaba. Cuando mejoró, traté de enseñarle latinajos: sic transit gloria mundi...

-"Quien está contra el Cádiz, está contra la humanidad". Su frase está en el Ramón de Carranza.

-En el túnel de salida como el This is Anfield. Aquí me enamoré de Cádiz, pillé los años de Mágico. A Robinson le encanta y dice que es de allí; la impostura de Irigoyen de inventarse un play off para salvar al Cádiz le pareció maravillosa.

-Con tanto chiringuito, ¿no echa en falta a García, enemigo acérrimo de Prisa y acuñador de la frase "el imperio del monopolio"?

-No, tuvo su época. No jugaba limpio. Él levantó una bandera de rebeldía cuando llegó, pero luego abusó de su posición, impuso el miedo. Una vez en la Vuelta a España tuvimos un incidente físico, digamos que gané yo, pero lo saludo si nos vemos.

-Pero los programas ruidosos no le van...

-No es un género que haya cultivado, pero tienen su sitio y divierten.

-Una de sus firmas potentes es Tomás Roncero.

-Él sostiene que no hay que escuchar al otro, porque entonces dudas.

-Bahamontes, Santana y Di Stéfano son sus ídolos deportivos. ¿Dónde coloca a Indurain, Pau Gasol, Nadal?

-Ellos vienen después. Nadal es el mejor. Y añadiría a tres futbolistas: Xavi, Casillas e Iniesta. Los primeros fueron con mis 15 años, como el primer amor.

-¿Quién presionó más para cargarse a la chica en paños menores del As?

-Estaba pasado de fecha y tenía excesos. El Instituto Andaluz de la Mujer me mandó muchas cartas y las contesté justificando la tradición porque existe desde el principio. Hoy sigue una chica pero por méritos deportivos. Concha Velasco fue la primera que salió.

-¿El fútbol femenino ha llegado para quedarse?

-Sí. Me gusta. Juegan más despacio y con buen manejo de balón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios