Entrevistas

Despedida a las víctimas de Sant Boi

lUnas 2.000 personas asistieron ayer en Sant Boi de Llobregat al funeral por los cuatro niños muertos el pasado sábado al derrumbarse un pabellón deportivo por el temporal de viento. El obispo de Sant Feliu de Llobregat, Agustín Cortés, ofició la multitudinaria ceremonia en el polideportivo La Parellada de Sant Boi. Al sepelio asistieron el presidente de la Generalitat, José Montilla; la ministra de Defensa, Carme Chacón, y el conseller de Interior, Joan Saura, en una jornada en la que el Gobierno catalán mantuvo la alerta por riesgo de vientos de más 120 kilómetros por hora. El trágico suceso que dejó conmocionados a los habitantes de esta localidad se produjo cuando el techo del túnel de bateo del campo béisbol se derrumbó y atrapó a un grupo de personas: los cuatro niños fallecidos, otros siete menores y dos adultos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios