Miguel Ángel Revilla. Economista, ex presidente de Cantabria

"Lo que hay aquí no es capitalismo, es rapiña"

  • Nació en Polaciones en 1943 y fue presidente cántabro entre 2003 y 2011. Después del éxito de 'Nadie es más que nadie', su primer libro, publica ahora 'La jungla de los listos'.

-Su nuevo libro es el más vendido en ficción y no ficción. ¿A cuál de los dos pertenece la crisis?

-No es ficción porque las consecuencias son catastróficas para una gran parte de la población. Y lo es porque es una crisis completamente artificial para hacerse muchísimo más ricos llevándose el dinero a sus paraísos fiscales de isla Caimán, Jersey o Andorra. 57 lugares, todos propiedad del G-20.

-En La jungla de los listos dice que Draghi o De Guindos son empleados al servicio de ese plan. San Marcos: "¿Cómo Satanás va a echar a Satanás?"

-Exactamente. Ellos se han encargado de decir que las cosas van muy mal, le meten miedo a la gente con la prima de riesgo, con que han vivido por encima de sus posibilidades y el resto del trabajo lo hace la famosa globalización. Esto no es capitalismo, es rapiña.

-¿No ve la luz?

-Es verdad que la recesión está llegando a su fin, por la sencilla razón de que necesitaban hacer la digestión después del atracón.

-¿Qué hace el Gobierno?

-Si Rajoy no habla aquí, ¿le van a oír allí? En el G-20 están Putin, Hollande, Cameron, Obama y por encima un 30% del dinero que se mueve en el mundo, que no paga impuestos, el dinero anónimo de los paraísos fiscales. Inglaterra tiene cuatro; Rusia, 2; Francia, siete; Estados Unidos, cinco. España no tiene ninguno; tiene algo peor, sus clientes. Una instancia superior debería clausurar por ley los paraísos fiscales.

-¿Cómo reaccionó cuando supo que Bárcenas era senador en Cantabria?

-Tardé seis años en enterarme. Como los senadores no hacen nada, no sé si en Andalucía los conocen. Este señor fue ocho años senador por Cantabria, el más votado en la historia de la comunidad; como para llevar a este país al psiquiatra. En Minnesotta eso no pasa.

-Su encuentro con él es lo más novelero del libro...

-Un día después de haber hablado de él en La Noria, un hombre alto se me acercó en el aeropuerto. Yo creí que venía a pedirme un autógrafo. Era Bárcenas. A mí me conocían más porque él  no había salido todavía en los papeles. Me acusó de haber hecho juicios temerarios, le dije que yo era la madre Teresa de Calcuta.

-Presume de no haber creado una televisión autonómica. ¿Lo han entrevistado en Canal Sur?

-Una vez, en el programa Tengo una pregunta para usted. Y en la televisión valenciana, me llevaron en el coche y en la puerta me echaron. Una televisión en Cantabria me sacaría alto y guapo todos los días. Esas televisiones son un escándalo, están al servicio del gobernante de turno.

-El plante del Racing ha salido hasta en el New York Times...

-Yo soy futbolero, pero la gente tiene mucha culpa. No es de recibo que haya futbolistas que cuestan cien millones de euros y por la cuarta parte dejamos escapar al mejor investigador, que tenía 18 proyectos de Nobel. La gente es capaz de saltar al palco de un estadio o estar en el paro y hacer cola dos días para conseguir una entrada y permanecer indiferente ante los recortes a la dependencia.

-Es el rey de las redes sociales...

-En Facebook medio millón, cuidado. Y en tres meses. El otro día fui al programa de María Teresa Campos, estaban con temas de cuernos y desavenencias familiares, pero yo iba a hablar de lo mío. Llegó a los ocho millones de audiencia. Es un síntoma de lo mal que está España.

-¿El éxito mediático le hará volver a la política?

-Nunca me he ido. Ya tengo el cartel para las elecciones del 15 en Cantabria.

-¿Qué les da Revilla?

-Yo creo que hay tres razones. Que soy honrado, que manda narices ser noticia por ser honrado; que soy normal, me gusta la carne con vino, no con coca-cola, que me besen las señoras, ir a pescar y decirle alguna cosa al árbitro si no le pita un penalti al Racing. Y que se entiende lo que digo. No utilizo los galimatías de Dolores de Cospedal o me escapo como De Guindos hablando de reordenación cuando le preguntan si va a subir el IVA.

-En su jungla hay leones, hienas, chacales y lobos. ¿Qué mordisco es peor?

-Los tobilleros, los secundarios. Los otros están muy arriba. Ni  nos enteramos.

-El Rey en su primer libro, Angela Merkel en éste...

-El primero era más biográfico. Uno tiene que contar todo, cuántas veces está casado, cuántas operado, hasta dónde me estrené. La gente tiene que saber que nací donde comienzan los picos de Europa. Al Rey le estoy poniendo unas albarcas, el calzado que usé hasta los once años. No le estoy limpiando los zapatos.

-¿Y la Merkel?

-Es la funcionaria responsable máxima. Los demás son sólo empleados. Ésta si quisiera podría aliviarnos este sufrimiento en tres meses, pero ella hace una política alemana. El euro es alemán, la política europea es alemana. ¡Qué listos los ingleses! Cada país tiene un ramalazo. España tiene el del cachondeo, el de Alemania está en la historia. Dos guerras mundiales y cien millones de muertos. El único país no invadido, saben que Alemania no tiene tanques ni la Lutwaffe, pero tiene el euro. La deuda de Inglaterra es el doble que la nuestra, pero tienen la máquina de los billetes.

-¿Y su paisano Botín?

-También forma parte de todo eso, pero es un filántropo. Se ha gastado cien millones en el museo de su familia. Imagine lo que supone para Cantabria que mantenga el domicilio social del Banco de Santander en el paseo Pereda.

-En Cantabria también hay un parador de Carmona. En el de Sevilla se redactó el Estatuto andaluz.

-Soy un autonomista convencido. Lo que ocurre es que aquí se hizo la descentralización, la sanidad y la educación se traspasaron a Andalucía y al resto de comunidades, y los edificios de Madrid siguen llenos de gente. Eso es inaceptable. O las diputaciones.

-¿Le siguen en Cataluña?

-El día de Sant Jordi firmé en Barcelona 5.600 libros en un día. Y vendí 22.000.

-Si sus lectores fueran electores...

-Estoy de gira por España. Los políticos me huyen como de la peste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios