Pedro Baños, coronel del Ejército en la reserva y escritor

"La esfera internacional es ahora un patio de colegio"

"La esfera internacional es ahora un patio de colegio" "La esfera internacional es ahora un patio de colegio"

"La esfera internacional es ahora un patio de colegio" / RAFAEL BELTRÁN DE TORRES

-Su último libro da parámetros para entender mejor la geopolítica global, pero ha llegado Trump y lo ha cambiado todo. ¿Le ha venido bien o mal?

-En realidad está siendo muy positivo para el libro. Porque el éxito que está teniendo, no solamente en España sino también en el ámbito internacional, de hecho se está traduciendo a muchos idiomas, está motivado también por la situación tan sumamente convulsa, compleja y de una gran incertidumbre que vivimos en la esfera internacional. Y evidentemente, la llegada de Trump es la que ha propiciado esa incertidumbre máxima. Además, en el libro explico la estrategia que lleva a cabo, la que llamo la estrategia del loco: crear ese temor de lo que puede llegar a hacer. Y no deja de sorprender: con Corea del Norte pareció que estaba a punto entrar en guerra y ahora parece que está a partir un piñón.

La alternancia en los países democráticos lleva a los políticos a ser tácticos y no estratégicos"

-Pero su estrategia del loco parecería que conduce a perder el liderazgo mundial, y eso no tiene ninguna lógica, ¿no?

-Él está intentando recuperar el liderazgo mundial, pero de una forma que parece que lo está perdiendo. De hecho, cada vez parece que está más enfrentado con la Unión Europea, lo estamos viendo con el acuerdo nuclear de Irán. Y para qué vamos a hablar de la relación cada vez más enconada con Rusia o China.

-¿De aquí va a salir un nuevo orden?

-Sí. Va a salir un nuevo orden seguro. Entre otras cosas porque va a haber una modificación muy sustancial de lo que es el sistema internacional económico establecido actualmente, que es lo que pretende recuperar el señor Trump. Sería un nuevo Bretton Woods, como en 1944, para de esa manera volver a tener la primacía absoluta en la economía del mundo. Como escribo en mi libro, al final la economía es lo que manda.

-¿Y esta reconfiguración es una oportunidad para la Unión Europea?

-No. No lo va ser. Aquí estamos viendo que la realidad es que la UE está retrocediendo en su peso específico en el mundo. Sólo hay que verlo en el acuerdo nuclear, que no lo hizo la UE, aunque algunos políticos traten de venderlo así, lo hicieron únicamente Francia y Reino Unido, no el resto. Estamos viendo que cuando han ido a visitar a Trump, el primero ha sido de Macron, la segunda ha sido Merkel y las instituciones europeas como tal no figuran en ningún sitio.

-El propio Rajoy acaba de decir que no se pensaba salir del acuerdo, como si lo hubiese firmado.

-Es lo que quiero comentar. Yo no quiero hablar de España. Los líderes europeos dan la impresión de que ellos han participado en el acuerdo y no es cierto en absoluto. El acuerdo lo firmaron los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania. Es decir: Francia, Alemania y Reino Unido. El resto de la UE no ha participado. ¿Dónde están las instituciones europeas? ¿Dónde está el alto representante [de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad]? ¿Dónde están el presidente del Consejo, de la Comisión..?

-¿Ha muerto el multilateralismo?

-Lo que estamos viendo es una impronta autoritaria en las relaciones internacionales. Trump se está comportando así, pero luego tenemos a los otros grandes artífices de esta orquesta mundial: Xi Xinping en China, Vladimir Putin en Rusia y, a una escala más regional, Erdogan. Figuras fuertes y muy autoritarias. Es un cambio de paradigma muy importante. A las democracias occidentales nos perjudica porque nuestro propio sistema, porque la alternancia política nos debilita.

-¿España ha perdido peso en este contexto o ya lo había perdido antes?

-España es una potencia media, que en algunos campos destaca, como en la banca, las telecomunicaciones o la energía. Frente a estas grandes potencias no tenemos relevancia. En este patio de colegio que se ha convertido la esfera internacional, nosotros no dejamos de ser unos adláteres, muy condicionados también por la política de EEUU.

-¿A la UE le perjudica su política tan fragmentada?

-Sí. Sin lugar a dudas. La realidad de la UE es que se está rompiendo. Ahí está el caso del Brexit: se va uno de los grandes países y con capacidad nuclear. Y algunos países del centro y del este incumplen las órdenes que llegan desde Bruselas, especialmente en el campo de los refugiados. Hay una dinámica de ruptura. En el contexto general de esta guerra económica en la que están inmersos todos los países, la UE está perdiendo potencial y capacidad de poder vender en el exterior, frente a China o India.

-¿Ve posible revertir el Brexit?

-Reino Unido no es Colombia. Allí no sería aceptable que el Parlamento cambiase lo que ha votado el pueblo. Además, el Reino Unido es tan sumamente astuto como para conseguir tener la misma relación con la UE pero sin las cargas que supone estar inmersos. El coste lo acabará asumiendo la UE.

-Usted es estratega. ¿Hay demasiado tacticismo y poca estrategia en la política internacional?

-Sobre todo, en algunos países y, una vez más, en los democráticos. El juego de la alternancia hace que los políticos estén más pendientes de ganar las próximas elecciones que de marcar planes estratégicos a 50 años vista. Sí los hacen Rusia o China.

-Tituló su último libro es Así se domina el mundo. ¿Quién va a dominarlo?

-Lo va a seguir intentando EEUU, con muchísima presión desde la economía y con el respaldo de la fuerza militar, pero cada vez lo va a tener más complicado porque le han surgido dos competidores muy fuertes: como geopolítico, Rusia y, como geoeconómico, China.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios