Negociaciones

Calvo pide "madurez" a los partidos para permitir la investidura de Sánchez

  • La vicepresidenta insiste en que no hay otra alternativa que un Gobierno del PSOE

  • Cs y PP se enrocan en el 'no' y Podemos guarda silencio

  • Los populares dicen estar listos para las elecciones

Carmen Calvo saluda ayer en Sevilla al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla. Carmen Calvo saluda ayer en Sevilla al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla.

Carmen Calvo saluda ayer en Sevilla al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla. / juan carlos vázquez

Comentarios 10

Nada parece moverse en la política española y este sábado los partidos mantuvieron sus posiciones sin alterarlas un ápice. Mientras el Gobierno repite y repite su mensaje de que se facilite gobernar al partido más votado, PP y Ciudadanos insisten en su no al PSOE e incluso los populares hablan ya abiertamente de su plan para unas posibles y cada vez más probables elecciones en noviembre. De Podemos nada se sabe. Nadie con relevancia habló este sábado y su líder, Pablo Iglesias, sólo hizo acto de aparición en las últimas horas para criticar que se haya prohibido la actuación del rapero C.Tangana en Bilbao

Así las cosas, en Sevilla, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, apeló a la "madurez política y de los políticos" para facilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y aseguró que para ello siguen "los pasos que marca la Constitución".

Edmundo Bal (Cs) cree que a Sánchez no le será difícil llegar a un acuerdo con Podemos

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, donde participó en los actos de inicio de la conmemoración del quinto centenario de la primera circunnavegación, Calvo recordó que, "si la primera investidura ha salido no exitosa, la Constitución marca las pautas de lo que hay que hacer ahora" e insistió en que "como Gobierno y como partido no queremos ir a las urnas".

Para ella, "los ciudadanos han hecho su parte, libre y responsablemente, diciendo lo que quieren votar, y somos la lista más votada, a mucha distancia de las demás". Carmen Calvo insistió: en que "no hay alternativa; si la hubiera estaríamos en otra tesitura", por lo que pidió a los partidos de la oposición que atiendan "el mensaje de las urnas, que es tener un Gobierno progresista". En ese sentido, se refirió a que el PSOE "está ampliando el programa que ya tenía, incorporando aportaciones de otras fuerzas políticas, como Unidas Podemos" y apostilló que están "en condiciones de tener un programa más amplio".

A la derecha del PSOE, el PP, a través de su vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos, fue rotundo: no facilitará investir a Sánchez presidente ni tampoco a ningún otro candidato del PSOE. Incluso habló abiertamente de elecciones y afirmó que en caso de que las haya el PP está preparado para "dar la batalla" y para "volver a conectar con todos los votantes de centroderecha".

Llegó a insinuar que los socialistas pueden elegir a otro candidato para "intentar así llegar a acuerdos con sus socios naturales", y se preguntó si Sánchez está dispuesto a "abstenerse para que haya un Gobierno constitucionalista liderado por Pablo Casado".

Por su lado, el dirigente de Ciudadanos y portavoz adjunto en el Congreso Edmundo Bal reconoció que su partido no desea que se repitan las elecciones generales en noviembre, pero reiteró que volverán a rechazar a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno si intenta de nuevo una investidura. El partido naranja mantiene al PP como "socio preferente".

Bal recalcó que el papel que le han dado los españoles a su partido en las urnas es "ser oposición". Por consiguiente, Cs volverá a votar no si Sánchez se presenta a la investidura.

En su opinión, al PSOE y a Unidas Podemos no les resultará complicado alcanzar un pacto para sacar adelante la investidura de Sánchez antes de que se cumpla el plazo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios