España

Cameron pide a la UE que envíe con urgencia observadores a Gibraltar

  • Crece el conflicto diplomático: el primer ministro británico telefonea a Barroso por los controles en la Verja; Rajoy reitera la legalidad

La escalada del conflicto diplomático entre Reino Unido y España suma y sigue. Los controles que las autoridades españolas decidieron acometer en la Verja de Gibraltar como consecuencia del incidente diplomático tras la acción de las autoridades del Peñón de incrementar su territorio lanzando bloques de hormigón en la Bahía de Algeciras, llevó ayer al primer ministro británico, David Cameron, a pedir al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, que envíe "urgentemente" observadores de la Unión Europea. La intención de Reino Unido pasa por "recabar pruebas" de los controles fronterizos realizados por España. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, llamó también a Durao Barroso para trasmitirle la legalidad de estas acciones.

"Creemos que la Comisión Europea, como guardiana de los tratados, debería investigar esta cuestión", declaró un portavoz de la oficina del primer ministro británico, quien calificó los controles adicionales del Gobierno español de "desproporcionados" y de estar amparados en "motivos políticos".

Reino Unido, que amenazó a España con adoptar acciones legales "sin precedentes" si no ponía fin a los controles, mantiene que éstos son "contrarios a la libertad de movimiento" e incluso ha reconocido que reúne pruebas para demostrar que son "ilegítimos".

Un portavoz de Barroso confirmó a Europa Press la petición del envío urgente de observadores y añadió que el presidente de la Comisión Europea le ha trasladado a Cameron que el Ejecutivo comunitario supervisa de forma "continua" la situación.

El viceprimer ministro británico, Nick Clegg, tenía previsto hablar ayer mismo con la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, para trasladarle el malestar de su Ejecutivo por este tema, informó la BBC.

Mientras tanto ayer los accesos a Gibraltar desde La Línea de la Concepción volvieron a registrar colas debido a los controles exhaustivos que están llevando a cabo los agentes de Policía Nacional y Guardia Civil, a lo que se une el aumento en la afluencia de turistas por el puente festivo en España. Fuentes aduaneras consultadas por Europa Press señalaron que las colas para acceder al Peñón comenzaron a registrarse desde primera hora en la tónica de los días pasados con "controles intermitentes".

La jornada de incidentes diplomáticos se completó con la nota verbal de protesta que el Gobierno español ha presentado ante Reino Unido por la construcción de un espigón en la cala Este del Peñón de Gibraltar, en un área donde está prevista la construcción de un complejo inmobiliario conocido como Eastside Proyect, o Cabo Privilegiado, para lo que se prevé la construcción de dos espigones y el consiguiente relleno de arena, ganando de esta forma terreno al mar.

España ya había realizado una protesta anterior ante las autoridades británicas por este asunto en la que se instaba a interrumpir esas actividades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios