España

Chacón anima a los dos soldados heridos en Afganistán

  • Un cabo de Infantería de Marina es alcanzado por una bala en un gemelo al escoltar a fuerzas de seguridad locales

Un cabo primero de la Armada española resultó herido leve el sábado en Afganistán durante un ataque a las fuerzas de seguridad afganas que se encuentran bajo la protección de una sección de las tropas españolas.

Según informó el Ministerio de Defensa en un comunicado, el ataque se produjo la tarde del sábado en las proximidades de Sangha Tesh, al norte de Qala i Naw, cuando el cabo participaba en labores de escolta de las fuerzas de seguridad afganas que se encuentran bajo la protección de una sección del Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT).

El cabo, cuyas siglas son F. T. A., sufre una herida de bala en un gemelo que fue valorada por el equipo de estabilización como leve y fue evacuado a la base de Qala i Naw, desde donde fue trasladado en helicóptero hasta el hospital ROLE 2 de Herat.

El herido, un cabo primero de la Infantería de Marina, informó por teléfono a su familia.

Éste fue el segundo ataque casi consecutivo contra militares españoles, después de que el miércoles un sargento del Ejército de Tierra recibiera también el impacto de un proyectil en la pierna.

Según informa el Ministerio de Defensa, este sargento evoluciona favorablemente, "por lo que no será necesaria su repatriación" y se espera que pueda incorporarse al trabajo en su unidad "en los próximos días".

La titular del departamento, Carme Chacón, conversó ayer por teléfono con los dos militares heridos para enviarles un mensaje de ánimo y felicitarles por el "buen trabajo" que están desarrollando en ese país. Ambos mostraron a la ministra su deseo de permanecer en Afganistán y de reincorporarse al trabajo con sus compañeros, según informaron a Efe fuentes de Defensa.

Ambos explicaron de forma pormenorizada a Chacón los detalles de los incidentes en los que resultaron heridos.

Por su parte, el jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general del Aire José Julio Rodríguez, mantuvo contacto con el Mando de Operaciones y con los jefes de los destacamentos españoles en Afganistán e informó en todo momento a la ministra de la situación de las tropas en Afganistán. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya adelantó el pasado sábado que el Gobierno pedirá al Parlamento una cifra "en torno" a dos centenares de militares más para reforzar la seguridad de las tropas en el avispero afgano, aunque precisó que el número definitivo de solados dependerá en todo caso de lo que indiquen los informes de la inteligencia militar y los expertos.

España tiene unos 780 soldados en Afganistán. La opción de reforzar de nuevo el contingente -al que se incorporó un batallón electoral ante las elecciones presidenciales del pasado 20 de agosto- se ha impuesto tras los ataques que se están sucediendo últimamente contra los soldados españoles, que dieron muerte el jueves a 13 talibanes tras seis horas de combate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios