España

Detenidos en Pamplona 4 jóvenes vinculados a SEGI por terrorismo callejero

  • Los agentes se han incautado de documentación interna de las organizaciones ilegales EKIN, SEGI y Askatasuna; abundantes soportes informáticos y "publicaciones de ETA"

Comentarios 1

Nuevo golpe policial a la kale borroka, el criadero donde ETA entrena a sus cachorros, los futuros miembros de sus comandos. Cuatro jóvenes vinculados a la organización ilegal SEGI fueron hoy detenidos en Pamplona y Barañaín como presuntos autores de numerosas acciones de terrorismo callejero. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró que las fuerzas de Seguridad "no van a parar" en su ofensiva contra la kale borroka ya que el objetivo último de estas acciones son "cortarle la cantera a ETA".

La operación comenzó en la noche de ayer donde fueron movilizados un total de 40 agentes de la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Navarra, que ejecutó el operativo en coordinación con la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía y bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, dirigido por el juez Fernando Grande-Marlaska.

Según informó el Ministerio del Interior en un comunicado, tres de los detenidos, Iker Araguas, Ibai Azkona y Gorka Sueskun, vivían en Pamplona, mientras que el cuarto, Mikel Flamarike, fue arrestado en Barañain, localidad muy próxima a la capital navarra. Todos ellos son son presuntos miembros de "un grupo estable y vinculado a la organización terrorista SEGI" y presuntos autores de distintos actos de terrorismo callejero y sabotaje.

Tras la detenciones los agentes registraron los domicilios de los cuatro arrestados, un local y una taberna. En ellos, los agentes se han incautado de documentación interna de las organizaciones ilegales EKIN, SEGI y Askatasuna; abundantes soportes informáticos y "publicaciones de ETA". Además, encontraron material habitualmente utilizado para las acciones de terrorismo callejero, como guantes de látex, bombonas de gas, un petardo de gran potencia y botellas ya preparadas con pintura y precintadas, como las que se vienen utilizando para lanzarlas contra el exterior de sedes de partidos, así como diversas prendas de vestir usadas en los ataques.

La operación sigue abierta

Según aseguró el jefe Superior de la Policía Nacional en Navarra, José Luis Gago, que compareció en una rueda de prensa acompañado de la Delegada de Gobierno en la comunidad foral, Elma Sáiz, la operación sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones en las próximas horas. Gago explicó que todavía se está investigando qué actos de violencia callejera se atribuye a los detenidos y apuntó que estos hechos podrían ser tanto próximos como alejados en el tiempo, y alguno de ellos cometido fuera de Navarra, la comunidad autónoma más castigada por la violencia callejera, donde los actos de terrorismo callejero se han disparado un 170 por ciento en el último año.

La delegada del Gobierno en Navarra destacó que la operación de esta madrugada demuestra que "la lucha contra la 'kale borroka' da sus frutos" y añadió que los responsables de la violencia callejera "terminarán en la cárcel, no tienen otro destino posible". Además, defendió que "la violencia no servirá para conseguir ningún objetivo" y añadió que las personas detenidas por estos hechos "ya no podrán seguir atentando contra la libertad, la convivencia y los valores democráticos".

Estas detenciones se suman a las siete realizadas desde el pasado 24 de agosto en diversas localidades de Navarra, con las que las autoridades consideraron desarticulado al grupo de violencia callejera más activo en la comunidad foral. Además, en la última operación llevada a cabo contra la 'kale borroka' la Guardia Civil desarticuló la estructura de Ekin en Navarra y un talde 'Y' de gran actividad en la Comunidad foral, a los que se les acusa, al menos, de ocho actos de violencia callejera y sabotaje.


Un doble objetivo

A la operación contra el terrorismo callejero en Pamplona también se refirió el ministro de Interior que fue tajante al asegurar que esta no será la última. "No vamos a parar. Cuando el Ministerio y las Fuerzas de Seguridad se ponen un objetivo, lo consiguen", proclamó Rubalcaba que aseguró que "nadie va a practicar la violencia callejera de forma impune y que ahora "el que tira un cóctel sabe que corre un riesgo y que va a acabar con toda probabilidad en la cárcel".

Pero además de acabar con "la impunidad que había", este tipo de operaciones tiene otro importante objetivo a largo plazo, "cortarle la cantera a ETA". "No todos los que están en la 'kale borroka' pasan a ETA, pero casi todos los que están en ETA han pasado por la 'kale borroka'", aseguró Rubalcaba que se refirió al perfil de alguno de los detenidos y aseguró que "pone de manifiesto la gran mentira de este mundo: ecologistas por la mañana que por la noche queman autobuses, los defensores del pueblo vasco que impiden su desarrollo". "En definitiva, gente que practica la violencia y que acaba en la cárcel", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios