España

Obama y Coldplay no pueden con Mortadelo

Lo dijo el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, a finales de la pasada semana: la supuesta red de espionaje organizada en Madrid parece obra de Mortadelo y Filemón. Esa sombra planeó ayer sobre la cita del PP con sus militantes. Y es que ni la evidente sintonía del nuevo discurso de Rajoy con el del exitoso Barak Obama -esfuerzo, unidad y valores frente a la división y la crisis- ni la banda sonora de Coldplay le ganaron el pulso a la ya polémica del año.

A la pregunta de si amaina el temporal, un destacado dirigente popular respondía ayer que "siempre escampa". Ahora bien, no ocultaba su monumental enfado por el espectáculo que se está ofreciendo con la presunta trama de espionaje. "Alguien quería dinamitar a conciencia el foro de afiliados y simpatizantes" y parece que lo ha conseguido, sentenciaba. "La gente que ha venido de fuera está que fuma en pipa y no hay quien entienda todo esto", añadía el mismo dirigente, que comentaba cómo los asistentes les pedían parar "el lío", además del tradicional "hay que dar más caña al Gobierno".

Sirva de ejemplo la desazón de un miembro de la directiva del PP en el País Vasco: "Esto es increíble, vengo de Euskadi, donde nos estamos jugando la vida por defender una serie de principios elementales y, nada más llegar, un taxista al que le digo que me acerque al Palacio de Congresos donde se celebra el acto del PP me dice con sorna: 'Cuidado, que no te espíen".

La trama ha deslucido un evento del PP que, además de dar el pistoletazo de salida a los próximos comicios, pretendía conectar al partido con la sociedad civil y las nuevas tecnologías en un encuentro que llevaban mucho tiempo preparando. Los miembros de su equipo apuntaban a la salida que el propio Rajoy "ha estado muy encima" de un discurso que llevan preparando a conciencia desde el año pasado y que, adelantaban, va a ser el eje de las próximas iniciativas.

En ese mensaje apareció la apelación a los valores tradicionales, al esfuerzo, al mérito, calcado de la alocución de Obama durante su discurso de investidura, el 20 de enero. Por una u otra razón, el vídeo de presentación del acto llegó adornado por el Viva la vida de Coldplay. La interpretación es libre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios