la sucesión de la corona | el congreso dará hoy luz verde a la renuncia del monarca

PP y PSOE sacarán hoy adelante sin apenas fisuras la ley de abdicación

  • Rubalcaba y Guerra apaciguan el espíritu republicano de los socialistas y sólo dos diputados alzan la voz ante el secretario general del partido para pedir libertad de voto al ratificar la sucesión

La ley que hará efectiva la abdicación de Juan Carlos I saldrá hoy adelante en el Congreso con un apoyo mayoritario, del PP y del PSOE, que cerró ayer filas en torno a la postura de Alfredo Pérez Rubalcaba y finalmente apoyará sin apenas fisuras el proyecto que rechaza el resto de partidos de izquierdas.

Prueba de la importancia que el Gobierno da a este debate es que será el propio presidente, Mariano Rajoy, quien defienda hoy ante el pleno el proyecto de ley orgánica que permitirá la sucesión en la Corona, al igual que en el PSOE lo hará su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba.

A pesar de las peticiones lanzadas en los días previos por algunos socialistas, ayer prácticamente todos los diputados apoyaron la decisión de votar a favor del proyecto de ley orgánica en una reunión del grupo parlamentario, en la que se oyeron pocas voces críticas, entre ellas las de Odón Elorza y Guillem García, que siguieron solicitando libertad de voto.

Fueron muchos más, sin embargo, los que, pese a reivindicar las raíces republicanas del PSOE, reconocieron que ahora no es momento de plantear el debate sobre Monarquía y República, después de que Rubalcaba apelara al pacto constitucional y a la Carta Magna.

Unos argumentos que respaldó con énfasis Alfonso Guerra al hacer hincapié en que el PSOE no puede dejar solo al PP en esa defensa de la Constitución.

Para los populares esa coincidencia con los socialistas "en la defensa de un consenso constitucional" es muy importante "para la estabilidad", según destacó su portavoz en el Congreso, Alfonso Alonso, quien cree que hoy se debe "reafirmar un camino de convivencia democrática de los españoles, que empezó con la Constitución de 1978" y que para el PP tiene "plena vigencia". Hoy es un día en el que hay que "estar a la altura", y "aparcar otros debates", agregó Alonso, con sentido de Estado y altura de miras".

Además de PP y PSOE, votarán a favor de la ley UPyD, UPN y Foro Asturias.

Sin embargo, el resto de los partidos de izquierdas -la Izquierda Plural (IU, ICV y CHA), ERC, el BNG, Compromís y Geroa Bai- ya han anunciado su voto en contra y han presentado enmiendas a la totalidad con un texto alternativo, en el que proponen la celebración de un referéndum.

Todas estas enmiendas han sido convertidas en enmiendas de devolución, con lo que no se podrá votar por separado la petición de consultar a la ciudadanía sobre el modelo de Estado, como había pedido la Izquierda Plural.

Para el portavoz de este grupo parlamentario, José Luis Centella, el órgano de gobierno del Congreso "se ha extralimitado" y acusó al PP y al PSOE de querer evitar el debate sobre el referéndum para proteger a la Monarquía.

Los nacionalistas de CiU, PNV y Coalición Canaria se abstendrán, mientras que Amaiur ha decidido no presentar enmienda ni votar el proyecto, aunque sí participará en el debate en el pleno.

Una votación que se realizará, a petición de la Izquierda Plural y el grupo mixto, por llamamiento individual y público, lo que significa que los diputados votarán uno a uno y en voz alta desde su escaño.

El pleno comenzará a las nueve de la mañana con el debate y votación de la propuesta de tramitar el proyecto en lectura única, para lo que se dará un turno de cinco minutos a cada uno de los grupos parlamentarios.

Una vez que el Congreso dé el visto bueno a la tramitación por la vía rápida, comenzará el debate en sí mismo con la intervención del presidente del Gobierno para defender el proyecto de ley de abdicación.

A continuación tomarán la palabra todos los portavoces de mayor a menor para fijar su posición sobre la abdicación del Rey Juan Carlos, cerrando este turno el grupo parlamentario popular.

Una decena de personas fueron identificadas ayer por la Policía Nacional tras desplegar miembros de la Coordinadora 25-S en la madrileña Puerta del Sol una pancarta para pedir la abolición de la Monarquía.

Las identificaciones se produjeron en el marco de la protesta convocada hoy por la Coordinadora 25-S a las ocho de la tarde en Sol para reclamar la abolición de la Monarquía y exigir la necesidad de abrir un proceso constituyente.

Asimismo, la Policía Nacional detuvo ayer en Madrid a doce jóvenes del grupo de ultraderecha Liga Joven por irrumpir en cinco manifestaciones y actos de signo contrario, amenazar e incluso agredir a los asistentes.

Mientras tanto, el presidente ruso, Vladimir Putin, se ha sumado a los elogios a la labor del rey Juan Carlos alabando la "gran contribución personal" del Monarca al desarrollo de las "amistosas" relaciones bilaterales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios