Histórica sentencia del Supremo El ‘Govern’ sopla y sorbe a la vez

Un manifestante con los antidisturbios durante el bloqueo de los independentistas al aeropuerto de El Prat este pasado lunes. Un manifestante con los antidisturbios durante el bloqueo de los independentistas al aeropuerto de El Prat este pasado lunes.

Un manifestante con los antidisturbios durante el bloqueo de los independentistas al aeropuerto de El Prat este pasado lunes. / Gian Marco Benedetto (EFE)

Amparado en un inverosímil ni contigo ni sin ti, el Govern de Quim Torra nos ha deparado un espectacular ejercicio de malabarismo político al hilo de las protestas independentistas por las condenas del Tribunal Supremo a los líderes del procés, un funambulismo en que el president ha alentado indisimuladamente la algarada mientras movilizaba a los Mossos d’Esquadra para reprimirla.

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha admitido que “empatiza” con este tipo de acciones “contundentes” en contra del fallo (que han dejado al menos 131 heridos hasta el lunes y este martes ha habido una nueva batalla campal en el Paseo de Gràcia con al menos tres detenidos  y cargas en Gerona, Tarragona y Lérida), y puntualizó en un circense alimón que las fuerzas de seguridad cargaron para “proteger a los manifestantes”.

La indignación por el fallo de la Sala II del Supremo, que no ha condenado a los acusados por rebelión -un delito contra la Constitución que requiere el uso de la violencia- pero sí ha impuesto el grado más duro del delito de sedición, el más grave de los que implican alteraciones del orden público. está llevando a miles de personas a echarse a las calles, bloqueado carreteras y hasta el aeropuerto (este martes se han cancelado otros 45 vuelos en el aeropuerto de El Prat, que se suman al más de centenar que se quedaron también tierra el lunes). Que la revuelta sea jaleada por el Govern para luego sofocarla hasta con pelotas de goma, soplar y sorber la sopa al  tiempo, es de difícil digestión para la lógica, pero Budó se ha empleado este martes a fondo en su cuadratura del círculo.

La portavoz del 'Govern' dice que "los Mossos hicieron su trabajo y garantizaron que no se rompiesen ciertas líneas policiales”

El argumento de la portavoz del Govern es que no conocían el plan de acción de Tsunami Democràtic (una nueva plataforma que se ha erigido como directora de orquesta de la movilización independentista que tiene una sólida estructura en las redes sociales), aunque ha subrayado que comparten "la rabia de la gente tras conocer la sentencia".

"Hubo concentraciones, aglomeraciones en los andenes de medios de transporte público. Esto puede poner en riesgo la seguridad y hubo momentos en los que se pudo romper la línea policial", ha precisado Budó, que ha subrayado que el lunes hubo más de 220 concentraciones y manifestaciones en toda Cataluña y que, a su juicio, se produjeron de manera masiva, cívica y pacífica. Al margen de la agresión a una mujer que enarbolaba una bandera nacional y que recordó a los independentistas que además de pisotear la sentencia del Supremo también estaban pisando suelo español, en Tarragona.

Al menos siete personas fueron alcanzadas por pelotas de goma o proyectiles de precisión de foam el lunes, según han informado abogados del servicio de asistencia jurídica de la plataforma pro-derechos humanos SomDefensores.

A pelotazo limpio

La Policía Nacional ha admitido que disparó 14 pelotas de goma, mientras que los Mossos d’Esquadra, que tienen prohibido por el Parlament usar ese material antidisturbios, emplearon proyectiles de precisión para dispersar a los manifestantes en los momentos de mayor tensión en El Prat, en los que los agentes sufrieron el impacto de vallas y extintores.

El Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) ha recriminado este martes a Torra y al conseller de Interior, Miquel Buch, que no condenen la violencia de algunos manifestantes contra los Mossos.

El jefe del Govern, que ha dado las gracias a todas las personas que se han movilizado en protesta por la sentencia del 1-O mostrando "firmeza y más determinación que nunca", ha visitado a los presos condenados este martes.

Torra va a enviar una carta a los primeros ministros de la UE y del G-20 para explicar por qué Cataluña está que arde con la "injusta y antidemocrática" sentencia. De las misivas que ha remitido al rey Felipe VI y al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, para reunirse urgentemente, la callada es por ahora la única respuesta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios